Cuenta con una deuda de 3.200 millones

Réquiem por Martinsa

El juez aprueba el plan de liquidación de la empresa, símbolo del boom inmobiliario de la pasada década

Réquiem por Martinsa

Ya ha luz verde judicial para la liquidación definitiva de Martinsa Fadesa. El Juzgado de lo Mercantil de A Coruña ha aprobado el plan de liquidación de la iempresa, diseñado por los administradores de la inmobiliaria que controlaba y presidía Fernando Martín, según informaron fuentes jurídicas a Europa Press.

El plan se aprueba “con pequeños retoques” seis meses después de que el mismo juez dictara la liquidación de la compañía, después de que no pudiera acordar una nueva refinanciación de su deuda de 3.200 millones de euros.

Poco queda del antiguo imperio Martinsa Fadesa, símbolo del boom inmobiliario en España de la primera década del siglo. El promotor Fernando Martín, quien fuera presidente durante dos meses del Real Madrid en 2006, creó Martinsa en los años noventa. La inmobiliaria protagonizó una adquisición récord al acordar la compra de Fadesa con Manuel Jove en 2007, una transacción valorada en 4.045 millones de euros. En 2008 se vio inmersa en suspensión de pagos, aunque consiguió batir otra marca en 2011, cuando logró emerger del mayor concurso de acreedores de la historia española. Aún así, no encontró los recursos suficientes y cayó en liquidación.

A partir de ahora, los administradores que el juez puso en Martinsa acometerán la venta de todos los activos de la compañía al amparo de este plan, según detallaron las mismas fuentes. Estos administradores son Ángel Martín Torres en representación de KPMG Auditores –designado por la CNMV–, la abogada Antonia Magdaleno, y Antonio Moreno Rodríguez, en nombre de la acreedora Bankinter.

Las últimas cuentas remitidas a la CNMV, las de cierre de 2014, recogían que la compañía presenta un agujero patrimonial de 4.600 millones. Ese agujero se explica porque cuenta con activos valorados en 2.392 millones para hacer frente a un pasivo de 6.995 millones, del que 3.200 millones corresponde a deuda financiera.

Un ERE para toda la plantilla

 Los administradores concursales de la compañía, en fase de liquidación, también pactaron en julio un ERE de extinción con los representantes de los trabajadores restantes de la compañía, un expediente aprobado por la Justicia en agosto.

De los 69 empleados, 33 ya han sido despedidos. El resto de la plantilla, hasta 69, irán perdiendo sus puestos de trabajo hasta finales de 2017.

Venta de activos

La administración de Martinsa Fadesa inició el pasado mes el proceso de liquidación de la inmobiliaria al poner a la venta un total de 33 lotes de activos de viviendas, plazas de aparcamiento, locales y suelo.

El inicio de la venta de los activos tiene lugar seis meses después de que el pasado mes de marzo el Juzgado de lo Mercantil de La Coruña dictara la liquidación de la compañía toda vez que no pudo acordar una nueva refinanciación de su deuda de 3.200 millones de euros.

En paralelo, también han emprendido la liquidación de activos internacionales al colgar el cartel de 'se vende' a un terreno en el centro de Budapest por un precio mínimo de 2,30 millones de euros. Se trata de una parcela situada a orillas del Danubio, a diez minutos del centro de la ciudad y próximo al futuro puerto deportivo y a los principales desarrollos residenciales, comerciales y de oficinas de la ciudad. Los inversores interesados en estos activos tienen de plazo hasta el próximo 8 de octubre para presentar ofertas. La adjudicación tendrá lugar el 14 de octubre.

Hungría es uno de los mercados internacionales en los que Martinsa Fadesa tenía actividad, junto con Francia, Marruecos, México, Rumanía, Polonia, República Checa y Bulgaria.

Normas