Tras el comunicado del Tribunal de Justicia Europeo

EE UU presiona a la UE para evitar una sentencia contra Facebook

Bruselas / Madrid
Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook, en la sede de la compañía en Menlo Park, California.
Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook, en la sede de la compañía en Menlo Park, California.

El Gobierno de Barack Obama ha irrumpido en el llamado caso Facebook, que el Tribunal de justicia Europeo tiene previsto resolver el próximo 6 de octubre. En un movimiento muy poco habitual, la Administración estadounidense ha emitido un durísimo comunicado en el que advierte al Tribunal sobre las gravísimas consecuencias de un veredicto que, según Washington, puede “dañar la protección de los derechos individuales y el libre flujo de información”.

La advertencia de EE UU llega tras la publicación el pasado 23 de septiembre de un dictamen preliminar del Tribunal que se decanta no solo por fallar en contra de Facebook en el caso concreto que se dirime sino que pide también a la Comisión Europea que suspenda la aplicación del acuerdo que desde el año 2000 permite a las multinacionales estadounidenses transferir millones y millones de datos personales de sus clientes europeos hacia servidores situados al otro lado del Atlántico.

Si la sentencia del próximo martes confirma esa propuesta, las compañías como Facebook, Google o Amazon podrían verse obligadas a gestionar desde suelo europeo todos los datos de sus clientes en este lado del Atlántico para garantizar que cumplen las normas de protección europeas.

Errores

El informe para la sentencia fue elaborado por el abogado general del Tribunal Yves Bot, quien considera que Bruselas debería haber suspendido de oficio el acuerdo con Washington a raíz de las revelaciones en 2013 de Edward Snowden, el excontratista de la NSA. A partir de esas informaciones, Bot considera que las autoridades estadounidenses tienen acceso masivo e indiscriminado a todos los datos personales, incluidos los de los ciudadanos europeos.

Por su parte, la Administración Obama asegura que “el dictamen del abogado general se basa en numerosas afirmaciones inexactas sobre las prácticas de los servicios de inteligencia de EE UU”.Washington asegura que “EE UU ni practica ni ha practicado nunca una vigilancia indiscriminada”. Y que el acceso a datos siempre ha sido previamente autorizado y dirigido a objetivos concretos de los servicios de inteligencia.

Washington subraya, además, que el acuerdo marco suscrito con Bruselas (conocido como safe harbour) siempre ha sido “un documento vivo”, cuya seguridad se ha ido reforzando. Ahora mismo, la UE y EE UU negocian una reforma para estrechar los controles.

Para Yves Bot, en cambio, esa renegociación es la prueba de que el acuerdo ya no es válido. Y el abogado general incluso acusa a la Comisión Europea de negligencia por no haber cancelado su aplicación hace ya dos años.

Récord de celeridad

El caso Facebook pasará a los anales del Tribunal de la UE como uno de los más rápidos. Se ha tramitado en 12 meses (frente a una media de 15 meses en este tipo de casos). Y entre el informe del abogado general (emitido la semana pasada) y la sentencia (6 de octubre) van a transcurrir dos semanas y no dos meses. Tanta celeridad se atribuye al relevo de magistrados en el Tribunal el 7 de octubre. Parece que los actuales no quieren perderse un fallo tan trascendental.

Normas
Entra en El País para participar