Apple, la última en sumarse

Tabletas para no echar de menos el PC de la oficina

Los fabricantes potencian las gamas dirigidas a profesionales, más potentes e igual de ligeras que las clásicas

El nuevo Ipad Pro de Apple
El nuevo Ipad Pro de Apple

El mercado de tabletas comienza a dar síntomas de madurez. El último trimestre de 2014 fue el primero, desde la eclosión de este segmento en 2010, en registrar una caída de ventas interanual, resultado de una paulatina relajación de las ventas, que continúa durante este año. Pero uno de los datos destacables del pasado año en España fue el crecimiento, a contracorriente, de las compras de clientes profesionales, por encima del 7%.

Un segmento del mercado que ha ganado atractivo para los principales fabricantes tecnológicos, que han potenciado sus productos más enfocados al uso corporativo, frente a otros que están diseñados de una manera más clara al entretenimiento puro y duro. Son dispositivos que reúnen las características de un ordenador de sobremesa, con los programas más utilizados en el trabajo al completo, como los procesadores de textos, de hojas de cálculo, o los gestores de correo electrónico, además de una navegación web completa, entre otras muchas características. Todo ello, sumado a las grandes cualidades de las tabletas:su pequeño tamaño y ligereza, que les hace fácilmente transportables; la rapidez de procesamiento de todos los programas en comparación con los ordenadores tradicionales, y la duración de sus baterías, mayor que la de los portátiles.

La Surface Pro 3 de Microsoft
La Surface Pro 3 de Microsoft

La apuesta de Apple

La última en sumarse a este segmento no ha sido otra que Apple, lo que demuestra ese interés de los fabricantes por él. La compañía de la manzana presentaba este mes su Ipad Pro, “la mayor noticia en la gama Ipad desde su nacimiento”, según afirmó en la presentación el consejero delegado de la compañía, Tim Cook. El nuevo dispositivo incorpora una pantalla de 12,9 pulgadas, 3,5 más que el Ipad Air 2, y como describió el vicepresidente de marketing mundial de productos de Apple, Phil Schiller, “es más rápido que el 80% de los ordenadores portátiles que se han vendido en el último año. Puede hacer cosas que los smartphones no porque no tiene que caber en un bolsillo”.

Entre ellas, editar videos en 4K o acceder a aplicaciones de gestión de empresas. Precisamente el auge de los llamados phablets, dispositivos móviles de mayor tamaño y potencia, próximos a las tabletas, tiene mucho que ver en esa mejora del Ipad, con la que Apple espera recuperar ventas. Se pondrá a la venta en noviembre, a un precio aproximado de 799 euros en su versión de 32 gigas de memoria;899 en la de 64 gigas y 999 la de 128. Precios que no incluyen teclado externo ni un lápiz digital de gran precisión, el primero que introduce Apple en uno de sus Ipads, y que corresponden a la versión sin conexión LTE.

Pioneros

Apple llega con el Ipad Pro a un terreno ya explorado, y del que se puede señalar como pionero a Microsoft. Su gama Surface no ha gozado del éxito de ventas que la compañía de Redmond hubiese esperado, pero desde que lanzó su primera versión en 2012, dividió la gama en dos, la RTy la Pro, siendo esta segunda la más potente y la más parecida a un PC, por su sistema operativo y por la posibilidad de instalar todo tipo de programas. La Surface ya va por su tercera generación, en la que se ha ganado el reconocimiento de la crítica por un modelo que supera en prestaciones a muchos ordenadores. La Surface Pro 3, “la tableta que puede reemplazar tu portátil”, como reza su eslógan, posee una pantalla de 12 pulgadas, y se vende desde 859 euros sin teclado físico. Por 998 euros, Microsoft comercializa la versión de 128 gigas de memoria, con Windows 10 Pro, con todos los programas de Office.

La Galaxy Tab S2 de Samsung
La Galaxy Tab S2 de Samsung

El otro gran dispositivo es obra del principal rival de Apple, tanto en tabletas como en smartphones. Se trata de Samsung y su Galaxy Tab S2, más pequeña que las dos anteriores, de hasta 9,7 pulgadas, y también algo más barata, siendo su precio de 599 euros, sin teclado. Sus dos procesadores lo hacen un dispositivo muy rápido, que incluye también el paquete Office.

Normas