La junta de Testa aprueba su conversión en socimi

Merlin pone a la venta 1.500 viviendas procedentes de Testa

Ismael Clemente, presidente de Merlin.
Ismael Clemente, presidente de Merlin.

Merlin Properties pondrá a la venta este próximo mes de octubre la cartera de unas 1.500 viviendas en alquiler que tiene Testa, exfilial patrimonialista de Sacyr de la que actualmente la socimi controla un 77% del capital, según fuentes del sector.

La compañía que preside Ismael Clemente comenzará así a desinvertir los activos de Testa que considera no estratégicos, mientras avanza en el proceso por el que se hará con el 100% de su capital para posteriormente fusionarse.

Además de las viviendas, también prevé vender la cartera de hoteles con que cuenta Testa repartidos por Valencia, Málaga, Madrid, Cádiz y Barcelona, una operación que también sopesa poner en marcha antes de fin de año.

Testa ya es socimi

Testa, la anterior filial patromonialista de Sacyr y ahora controlada en un 77% por Merlin Properties, aprobó este lunes en junta extraordinaria convertirse en socimi, con efectos a 1 de enero de 2015, como paso previo a su futura fusión con Merlín.

En cuanto a las viviendas, se trata de 11 activos ubicados en Madrid (78%), San Sebastián (14%) y Toledo (8%).

Merlin ya ha recibido muestras de interés por estos activos, por parte de otras socimis y de fondos de inversión extranjeros, según explicaron dichas fuentes, si bien el proceso formal de venta de los activos arrancará en la primera semana de octubre.

El paquete de viviendas en venta genera rentas anuales de unos 10,5 millones de euros, según el informe de resultados de Testa de cierre del ejercicio 2014.

Merlin acometerá estas desinversiones mientras continúa avanzando en el proceso de adquisición y posterior fusión con Testa en virtud del acuerdo de compraventa de esta compañía que alcanzó con Sacyr el pasado mes de junio.

En paralelo, esta empresa está pendiente de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) apruebe la OPA que ha lanzado sobe el 0,38% del capital de Testa que aún cotiza en Bolsa, y de que Sacyr le venda el 22,60% del capital restante de la inmobiliaria. Según el acuerdo, esta última transacción de acciones debe cerrarse antes del 30 de junio de 2016.

Normas