José Ramón Contreras, gestor del fondo Santander Dividendo Europa

“Somos más rentables que los índices, y con menor riesgo”

El gestor coordina una cartera con más de 1.100 millones de euros de patrimonio

Buscan compañías muy sólidas, que a la vez tengan una atractiva política de dividendos

José Ramón Contreras, gestor de Santander Dividendo Europa.
José Ramón Contreras, gestor de Santander Dividendo Europa.

La estrategia Dividendo Europa es una de las joyas de Santander Asset Management, la gestora del grupo Santander. Bajo este paraguas se agrupan una serie de fondos, Sicav y planes de pensiones, con una misma filosofía de inversión y un patrimonio agregado de más de 1.100 millones de euros. Su máximo responsable, José Ramón Contreras, defiende con vehemencia las bondades de su estilo de inversión, basado en buscar compañías muy solventes que ofrezca una buena retribución al accionista.

Pregunta. ¿Cuál es la filosofía de gestión que subyace en el fondo Santander Dividendo Europa?

Su tríada: Imperial Tobacco, BT y WPP

El estilo de inversión de Santander Dividendo Europa se basa más en el análisis de las compañías que en la visión macro o sectorial. Buscan compañías con un negocio estable, ingresos recurrentes, ventajas competitivas consolidadas... “Suelen ser apuestas seguras”, explica José Ramón Contreras, gestor del fondo. “Algunas cotizan a ratios muy caros, por lo que nos interesan menos. Por lo que buscamos aquellas que están equilibradas entre una solidez razonable, que no va a dar sustos al partícipe, con un precio razonable. Eso lo medimos con rentabilidad por dividendo, pero también con la capacidad de generación de caja”.

De acuerdo con el último informe remitido por la gestora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la principal posición del fondo es Imperial Tobacco, la tabaquera que controla Altadis. De acuerdo con Contreras, el sector del tabaco les atrae porque se trata de un mercado oligopolístico y la citada compañía presenta buenas perspectivas tras una reciente adquisición. Las otras dos empresas que tienen un mayor peso en la cartera de Santander Dividendo Europa son la compañía de telecomunicaciones británica BT, y WPP, la mayor compañía de publicidad del mundo.

El fondo se dirige principalmente a clientes minoristas españoles, pero cada vez es más apreciado por inversores institucionales. Además, dispone de una Sicav en Luxemburgo que replica su estrategia y que se comercializa en el extranjero.


Respuesta.
La base es aunar calidad en la selección de valores con capacidad para generar un dividendo sostenible. Buscamos empresas con buenos negocios, con ventajas competitivas sostenibles en el tiempo, que tengan una recurrencia en sus resultados y un nivel de endeudamiento limitado. A eso, le añadimos otra condición, que tengan un política de retribución al accionista atractiva y sostenible.

P. ¿Cómo funciona esta estrategia cuando hay tensión en los mercados?
R. Si analizamos las mayores caídas que ha sufrido la Bolsa a lo largo de los tres últimos años, vemos que el fondo lo ha hecho bastante mejor que el índice de referencia, el Stoxx 200 Large Cap [que reúne a las 200 mayores compañías del conjunto de Europa]. Este índice registró en estos momentos de estrés caídas superiores al 10%, y nuestro fondo, en esos momentos críticos, cayó entre un 15-20% menos.

P. ¿Cuál sería el objetivo del fondo a largo plazo?
R. Nuestra meta es obtener una rentabilidad muy similar a la Bolsa europea, pero asumiendo menores riesgos. Cuidamos mucho la rentabilidad riesgo, gracias al proceso de inversión y la selección de valores.

P. ¿Se está alcanzando esa meta?
R. Sí, lo estamos logrando, incluso en mayor medida de lo esperado. Hemos batido en rentabilidad a nuestro índice de referencia, con menor volatilidad. El fondo ha hecho un 44% de subida en 32 meses, frente a un 35% del índice. Pero nosotros hemos asumido un 19% menos de riesgo que el índice. Cuando nos comparamos con fondos que tienen nuestra misma filosofía, a lo largo de este mismo periodo, vemos que estamos en una situación muy cómoda, porque tenemos una rentabilidad mejor que la media, a la vez que hemos asumido menos riesgos que la media.

P. ¿Tienen alguna exposición a Volkswagen?
R. No.

P. ¿Cómo ha funcionado el fondo ante el descalabro del sector automovilístico?
R. El fondo se ha comportado mejor que el mercado en esta situación, demostrando la solidez de su filosofía de inversión.

P. ¿Cómo interpreta el comportamiento de los mercados en los últimos días?
R. Hay cierto nerviosismo y desorientación propiciados por la situación en China y otros mercados emergentes, el impredecible escándalo en el sector automovilístico, pero sobre todo, por el mensaje confuso y sorprendente lanzado por la Fed la semana pasada.

P. ¿Os beneficia el entorno de bajos tipos de interés?
R. Sí. Ahora los fondos monetarios no dan ninguna rentabilidad. La renta fija también ofrece unos rendimientos muy limitados, incluso en la deuda corporativa. Invirtiendo en Bolsa, la rentabilidad por dividendo está en el 4%, y existe la posibilidad de que se revalorice la inversión. Evidentemente, con riesgo de mercado. Las estrategias de rentas, como la nuestra, han tenido un crecimiento muy fuerte en los últimos meses. En otros países se ha invertido muchísimo dinero. Si los tipos subieran, estas estrategias estarían menos de moda, pero en Europa tenemos tipos bajos por mucho tiempo.

P. ¿Solo invertís en compañías de gran capitalización?
R. No es que sea una condición en sí misma. Sí que nos ponemos un límite mínimo de capitalización de 4.500 millones de euros. Lo hacemos porque ya en Santander Asset Management ya contamos con un producto específico que invierte en compañías europeas de pequeña capitalización. El universo inicial es el Stoxx 600, pero quitamos el último cuartil de menor tamaño, así que se queda en 450 empresas. A partir de ahí, vamos seleccionando las que más me gusta.

Normas