Editorial

El músculo del sector exportador

Las empresas españolas han vuelto a marcar un nuevo récord histórico con sus ventas al exterior, que sumaron hasta julio 148.630 millones de euros, un 5,5% más que en el mismo periodo de 2014. La cifra confirma la fortaleza del músculo exportador y apunta –si se mantiene este ritmo– a un cierre de año excepcional. El repunte de las ventas se explica, principalmente, por la recuperación de la economía europea, primer socio comercial de España. Pero también por un avance en las exportaciones a América y a China, segundo y tercer mercado, respectivamente, para los bienes y servicios de nuestras empresas.

Al tiempo que las ventas, han crecido las importaciones, como consecuencia del tirón que está ejerciendo la demanda interna. Ese crecimiento ha sido inferior al de las exportaciones, lo que se ha traducido en una caída del déficit comercial hasta los 12.876 millones de euros. A esa reducción ha contribuido muy notablemente el abaratamiento de la energía. Todo ello dibuja una radiografía de nuestro comercio exterior sólida y pujante, con unas cifras solo superadas –entre las grandes economías– por la todopoderosa Alemania. Un vigoroso ritmo de crecimiento que hay que alimentar con una política económica que facilite, y no obstaculice, las exportaciones de nuestros grupos empresariales.

Normas