La teleco pasa a tener el 73,6% de su filial brasileña

Telefónica y Vivendi cierran el canje de títulos pactado tras la compra de GVT

Vivendi recibe un 0,95% del capital de Telefónica

Sede de Telefónica en el Distrito C de Las Tablas.
Sede de Telefónica en el Distrito C de Las Tablas.

Telefónica y Vivendi han concluido el intercambio de participaciones pactado en julio pasado, tras la compra de la brasileña GVT. En un hecho relevante remitido a la SEC y a la Bolsa de Sao Paulo, la teleco española comunica que ha transferido al grupo francés un paquete de 46 millones de acciones propias, mantenidas en autocartera y representativas de un 0,95% del capital.

En sentido contrario, Vivendi traspasó a la operadora que preside César Alierta un paquete de 58,4 millones de acciones preferentes de Telefónica Brasil, recibidas por Vivendi en el marco de la operación de compra de GVT, representativas de un 3,5% del capital.

De esta forma, la participación de Telefónica en su filial brasileña va a pasar a situarse en el 73,63%. Una presencia muy similar a la que tenía antes de la compra de GVT. De esta manera, por ejemplo, Telefónica mantendrá el mismo porcentaje de los dividendos que habitualmente paga Telefónica Brasil (desde principios de año, la filial ha aprobado retribuciones para los inversores por un importe total de 1.237 millones de reales).

A su vez, con la participación que acaba de incorporar, Vivendi va a pasar a ser el noveno accionista de Telefónica por detrás de Norges Bank y Franklin Resources, y por delante de las firmas Lyxor, Grantham Mayo Van Otterlooy Deutsche Bank. No obstante, el grupo galo parece tener claro que saldrá del capital de la operadora española de forma progresiva. Y es que en el acuerdo inicial, Vivendi se comprometió a cumplir una serie de obligaciones.

La empresa francesa se va a abstener de vender las acciones de Telefónica durante unos periodos de tiempo determinados (lock up), así como a asumir ciertas restricciones que, en caso de transmisión, trascurridos los citados periodos de lock up, “garanticen una venta ordenada de tales títulos”.

En este sentido, tampoco es ahora el mejor momento para vender acciones de Telefónica que, penalizadas por el agravamiento de la crisis de Brasil, acumulan una bajada cercana al 20% desde el pasado 6 de agosto. Este viernes, las matildes registraron un descenso del 3,79% hasta 11,31 euros, en medio de las fuertes caídas que registraron todas las bolsas. Así, el valor del paquete de acciones de Vivendi tendría un valor de mercado en este momento cercano a 520 millones de euros.

La ejecución del intercambio de acciones provocará una variación de la autocartera que tiene Telefónica. En su última comunicación, que tuvo lugar el 17 de julio, la compañía comunicó que mantenía 183,86 millones de acciones, equivalentes al 3,72% del capital.

Normas