El titán chino de internet cumple un año en Bolsa con una caída del 29%

Alibaba: la mayor OPV de la historia naufraga

Sede central del gigante comercio electrónico, Alibaba.
Sede central del gigante comercio electrónico, Alibaba. EFE

En la retina de los inversores todavía perdura el espectacular estreno en Bolsa de Alibaba hace ahora un año. En medio de una gran expectación, el gigante chino de internet desató un torbellino de órdenes de compra en su primer día en el parqué neoyorquino, anotándose sus acciones una subida superior al 38% desde los 68 dólares iniciales hasta los 93,8 dólares. Pero, la que se coronó como la mayor Oferta Pública de Venta (OPV) de la historia en Wall Street parece haber pedido el favor de los inversores. Los títulos del grupo chino de comercio electrónico han caído un 29% en un año y rondan los 67 dólares.

El temor a que la desaceleración económica de China tuviera un impacto negativo en sus cuentas ha lastrado el valor desde que en noviembre del año pasado tocara máximos históricos, en los 119 dólares por título. Las acciones atravesaron una fase de cierta recuperación la pasada primavera, cuando los beneficios superaron las expectativas y la compañía relevó al consejero delegado, apostando por una estrategia de globalización para depender menos del mercado asiático (alrededor del 80% de los ingresos del grupo proceden de China).

“Están aumentando los ingresos procedentes de pedidos mediante plataformas móviles en detrimento de otros canales, segmento en el que Alibaba está centrando sus esfuerzos”, asegura José Luis Herrera, analista de CMC Marktes. Sin embargo, añade, “la previsible continuidad de la ralentización del crecimiento en China y un PER superior a otras compañías comparables del sector justifican que continúe la debilidad en el valor”.

Desde el punto de vista técnico, el experto señala que “hay una directriz bajista de corto plazo que está frenando las recuperaciones, y si se perforan los mínimos de 60 dólares del pasado mes de agosto podría abrirse la puerta a nuevos descensos”.

Pero otras firmas tecnológicas que también arrasaron en su debut bursátil han corrido similar suerte. La popular red social Twitter se disparó más de un 72% el primer día de cotización, a principios de noviembre de 2013, al pasar de un precio de salida de 26 dólares por acción a 45 dólares. Actualmente, cotiza a 27 euros, lo que supone una caída cercana al 40% en casi dos años.

Las acciones de la startup Box, especializada en almacenamiento en la nube y rival de Dropbox, también subieron como la espuma en su primera jornada en el NYSE, situándose en los 23,2 dólares, un 75% por encima del precio de salida de 14 dólares. A pocos meses de celebrar su primer aniversario bursátil (el próximo mes de enero), los títulos registran una caída del 44% y no alcanzan los 13 euros

El buscador de Internet ruso Yandex, conocido como el ‘Google ruso’, consiguió que sus acciones se revalorizaran un 55% el día de su debut en mayo de 2011, hasta los 38,8 dólares desde los 25 dólares a los que saltó a Bolsa. Desde entonces, se anota un descenso del 66%, con los títulos en torno a los 13 euros, habiendo alcanzado su máximo en 44 dólares en el verano de 2014.

Por su parte, Zynga, la creadora de los juegos para redes sociales FarmVille y Mafia Wars, no tuvo un buen comienzo bursátil. La puntocom, cuyo precio de salida se fijó en 10 dólares, abrió al alza, pero finalmente se impusieron los números rojos y cerró en 9,5 dólares. Casi cuatro años después, las acciones apenas se pagan a 2,5 euros, habiendo sufrido un desplome del 73%.

Tecnológicas que sí cuentan con un historial de éxito en Bolsa son Facebook o Linkedln, por citar un par de ejemplos, con subidas del 143% y del 77% desde su estreno, respectivamente.

Normas
Entra en El País para participar