Por 100 millones de euros

Dos fondos de inversión compran el 40% del Metro de Málaga

Inauguración en 2014 del metro malagueño por el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre; la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz;  la ministra de Fomento, Ana Pastor; y la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés.
Inauguración en 2014 del metro malagueño por el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre; la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz; la ministra de Fomento, Ana Pastor; y la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés.

Dos fondos de inversión -el australiano Macquarie y el francés Infravia- han adquirido por más de 100 millones de euros el 39,39% de las acciones del Metro de Málaga a la entidad financiera Cajamar y las constructoras Azvi y Sando, han informado hoy a Efe fuentes cercanas a la operación.

Las partes han firmado un acuerdo de compraventa, aunque la Junta de Andalucía y el resto de accionistas de la empresa Metro Málaga tienen un derecho de tanteo para comprar las acciones al mismo precio que se ha fijado en la referida operación. Así se establece en los estatutos de la empresa concesionaria y el pliego de condiciones de la adjudicación, según han recordado las fuentes, que precisan que ha sido una negociación conjunta con las tres compañías vendedoras. Si prospera la operación, los fondos compradores se convertirán en socios mayoritarios de la compañía.

A principios de año, la Junta ya pidió información respecto a la oferta efectuada entonces por el grupo de capital riesgo norteamericano Blackstone para comprar este mismo porcentaje accionarial que se distribuye en un 18,86% de Cajamar; un 11,96% de Azvi y un 8,57% de la malagueña Sando. La Junta andaluza entonces ya expresó que era difícil ejercer la opción de compra preferente al tener que cumplir unos mecanismos de estabilidad presupuestaria.

Normas