La compañía anuncia hasta 30.000 despidos más

HP: un ajuste de plantilla duro ¿y necesario?

Una persona pasa por delante de un logo de HP.
Una persona pasa por delante de un logo de HP.

La segregación del negocio de PC de HP de los servicios y equipos para empresas va a tener un duro coste laboral. Según ha anunciado la multinacional, la medida supondrá el despido de entre 25.000 y 30.000 empleados más. La mayor parte de este ajuste, que según la firma es necesario para lograr ahorros, afectará sobre todo a la nueva empresa dedicada al entorno corporativo: Hewlett-Packard Enterprise, HPE. En palabras de Meg Whitman, presidenta ejecutiva de HP, el recorte permitirá a esta división (compañía independiente una vez que se complete el proceso de segregación a final de año) ser más competitiva.

HP pretende lograr con esta medida un ahorro anual de costes de 2.700 millones de dólares (2.410 millones de euros), mientras que la firma calcula un impacto negativo extraordinario en sus cuentas de 2.700 millones de dólares. La compañía calcula que HPE alcanzará una cifra de negocio anual de 50.000 millones de dólares.

El pasado octubre, la firma anunció ya una reducción de plantilla de 50.000 efectivos, a los que se sumaría este último ajuste. Unos números sin duda dolorosos, pero que forma parte de un movimiento que desgraciadamente ya es habitual en el sector tecnológico y que es fruto de la enorme transformación que está viviendo esta industria, como apunta el analista Jaime García Cantero. Así, grandes empresas como Microsoft, Cisco y recientemente Lenovo han anunciado movimientos similares para ajustar sus plantillas a la nueva realidad del mercado. De hecho, el 21% de los despedidos en EEUU en 2014 correspondieron al sector tecnológico, fundamentalmente a los recortes en los gigantes de la tecnología que están adaptando sus estrategias a un mercado “más competitivo, cada vez más comoditizado y que precisa de niveles de automatización y eficiencia crecientes”, insiste el experto.

“Tras el proceso de segregación, a HP le está pasando lo que a otras compañías de servicios: debe adelgazar para que siga siendo competitiva (y sobre todo sostenible), en una era en la que –al mismo tiempo que los CPD están adelgazando– los proveedores de servicios están ofreciendo otras funcionalidades con una intensidad de mano de obra mucho menor”, subraya José María López, analista principal de Penteo.

Ambos expertos coinciden en que son otros tiempos y que las firmas de servicios tienden a ser más pequeñas y ágiles, porque están en un mercado donde coexisten grandes firmas y organizaciones muy reducidas en competencia directa, en el que la diferenciación es cada vez menor. “La cuantía de los proyectos y las tarifas por hora van decreciendo y en consecuencia también lo están haciendo las rentabilidades en el uso de recursos”, insiste López, que no ve, al igual que su colega, fallos en la estrategia que está siguiendo HP.

“Es posible que la estructura empresarial de la división de empresas de HP (por haber estado bajo un mismo paraguas con la división de fabricación) no estuviese tan perfectamente orientada a los servicios como firmas que llevan décadas en el mercado, pero es un hecho que las grandes plantillas de servicios profesionales cada vez tienen menos sentido por lo dicho antes”.

Sí apuntan recomendaciones a HP:“Debería profundizar en el conocimiento de los cambios que se están produciendo en el mercado de los servicios (aquí tiene un papel esencial el entendimiento de la competencia, tan heterogénea), flexibilizar su estructura y seguir poniendo el foco en la innovación”, dice López, para quien una recomendación clave es la simplificación y clarificación de su portfolio.García Cantero les aconseja centrarse en los negocios de valor, “porque su oferta integral para empresas les da una posición excelente para ayudar a las compañías en el actual contexto de transformación digital”.

Normas