Blogs por Alexis Ortega

El baile de fin de curso.

"La incertidumbre en torno a esa estimación es muy grande. Sin embargo, dado que los mercados han hecho gran parte del trabajo sucio de la Reserva Federal, esperamos que sus miembros esperen hasta diciembre para subir los tipos de interés",

Sven Jari Stehn, economista de Goldman Sachs, en el último informe de la entidad publicado este pasado fin de semana.

Llevamos ya 7 años de comportamiento esquizofrénico. La diferencia entre la realidad inventada y la realidad es de tal magnitud que cuando tenemos que ponerlas una en frente de la otra se parecen como un huevo a una castaña.

Como un enamorado tímido, hacemos planes de declaración amorosa, para “el baile de fin de curso” (cuando quedan tres meses) pero cuando se acerca el día de pedirle la cita a la amada, los miedos le dominan y empieza buscar excusas, para no hacer lo que quiere hacer. Las “calabazas” hacen mucho daño en los adolescentes.

Algo parecido debe haberle ocurrido a los analistas del banco estadounidense Goldman Sachs que ayer domingo nos sorprendieron con que hay tres factores que equivalen a tres alzas de 25 puntos básicos en los tipos de los fondos federales de la Fed.

Esos tres elementos que consideraron los especialistas son el reciente "sell-off" en el mercado de valores (lo único nuevo pero completamente predecible), el aumento en los costos de endeudamiento corporativo (lógico pues es habitual que ocurra –incluso es el objetivo- cuando se quiere articular una subida de tipos de interés) y la subida del dólar (que viene subiendo desde hace algo más de dos años frente al resto de divisas y acusadamente frente al EUR desde hace algo más de doce meses).

En definitiva, nada realmente nuevo y sin embargo, Goldman Sachs ha venido liderando las expectativas de subidas de tipos por parte de la FED y siempre logra que entendamos que posponer[1] constantemente un hecho sea considerado un éxito de previsión.

Como es mucho mejor tener una explicación razonable y científica, para que no se nos acuse de miedosos e inconsistentes (los adolescentes tiene una capacidad de autoengaño envidiable), los analistas explicaron que el Índice de Condiciones Financieras de Goldman Sachs[2] se elevó a finales de agosto a su nivel más alto en cinco años. En promedio, un cambio de 145 puntos básicos en este índice equivale a un cambio de 100 puntos base en la tasa de interés.

Este índice incorpora variables como precios de las acciones, los diferenciales de crédito, tasas de interés y el tipo de cambio- todo ello sazonado con fórmulas matemáticas que requieren la intervención de sesudos economistas y potentes procesadores informáticos- para analizar las condiciones de sector financiero y parece ser, ha logrado predecir muy bien el comportamiento futuro de la economía.

Siempre suena más elegante todo esto que decir “el tinglado que he montado no me funciona y no sé qué hacer” o, lo que es peor, “tengo miedo”. "Ella nunca se ha fijado en mí".

NOTAS:

  1. Primero la subida de tipos era esperada en marzo y luego se han ido posponiendo a Junio, septiembre y ahora Diciembre o puede que a 2016.
  2. William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York, lo utilizó mucho, y durante bastante tiempo, este indicador cuando era economista en jefe de Goldman Sachs.

Comentarios

("Realidad inventada", ¡qué gran concepto! El sell-off bursátil, la subida de tipos de interés en los empréstitos y la apreciación de la moneda frente a las divisas, en efecto, consiguen lo que pretendería "dios" subiendo los tipos de interés de intervención, aunque con una "pequeña" diferencia: la naturalidad en el ajuste. Se trataría, pues, de la prueba indirecta de lo acertada que estaría resultado una política monetaria ultraacomodaticia -la prueba directa sería lo holgada que tendrían la soga al cuello la inmensa legión supermegahiperendeudados. La realidad inventada es el yanosestamorecuperandismo: "Fíjate, Marujita, si vamos tan como un tiro que ya le toca a la autoridades-caudillos drenar liquidez en los mercados financieros... aunque no lo hacen porque ya se sabe que los funcionarios son gilipollas" -perdón por la expresión-.) VIVIENDA INDIGNA, INVERSIÓN INDIGNA.- España es uno de los países del mundo con:- más porcentaje de vivienda en pisos y menos en viviendas unifamiliares exentas o adosadas;- más porcentaje de vivienda en propiedad y menos en alquiler;- más viviendas que no son primera residencia;- más viviendas vacías; y- más porcentaje de viviendas hipotecadas; ESPAÑA ES UN PAÍS ANORMAL EN MATERIA DE VIVIENDA. En España, hay pisos-patera y esclavitud inmo-hipotecaria; una situación más indigna que el chabolismo. La no-administración de la burbuja, con la excusa libremercadista o "leydelaofertaydemandista", es cosa propia de pobretones y ha desencadenado los procesos de acaparamiento y racionamiento difusos más grandes de la historia perpetrados con un bien básico. Hay dos clases de acaparadores propietarios de pisos vacíos: a) ganadores; y b) perdedores. Los propietarios de pisos vacíos perdedores tienen de bueno que entregan y entregarán a la sociedad un dineral por su tozudez en esperar a poder materializar sus expectativas usureras "cuando venga Godot". Dentro de estos hay una subespecie especialmente útil: los "himbersores" membrillos que, a partir del pinchazo, se están quedando a tocateja con las maulas del sistema financiero. Pero todo propietario de piso vacío tiene de malo que, mientras espera a ver si "le saca dinero al piso" o se "recupera*" (remontar la pérdida), mantiene secuestrado el ajuste de precios relativos necesario para que España tenga, por fin, la actividad económica ordinaria que se merece. G X L __* RECUPERACIÓN, palabra de la que tanto se está abusando en este período de cobardía, es el gran fetiche de todo membrillo desplumado. NORMALIZACIÓN es su versión pedante.
Normas