El crudo será volátil a medio plazo en un entorno de precios bajos

Petróleo: ¿recurso energético o puro activo especulativo?

Aunque el mercado se rige por la oferta y la demanda, cuando se trata del petróleo se aplican otros factores geopolíticos muy alejados de cualquier ortodoxia comercial.

En la imagen, una plataforma de extracción petrolífera. EFEArchivo
En la imagen, una plataforma de extracción petrolífera. EFE/Archivo EFE

Evidentemente la respuesta a la cuestión que planteamos en el título es un doble sí y esto es lo que hace al petróleo especial y diferente de cualquier otro activo sobre el que se pueda ejercer una actividad comercial. Y es especial porque el mercado que “técnicamente” debería moverse por el doble juego de oferta y demanda, cuando de petróleo se habla aplica parámetros verdaderamente diferentes, por no decir difusos, y alejados de cualquier ortodoxia económica.

En los negocios, donde la especulación es uno de los pilares que dan soporte a cualquier actividad, cuando del petróleo se habla esta máxima toma importancia capital, y me atrevería a decir que a veces se llega incluso a perder el fin último del uso del producto. Aquí radica la verdadera raíz de la naturaleza especulativa. El petróleo está en manos de unos pocos países productores que ya ni siquiera se ponen de acuerdo para fijar producción y por ende precio, y además es un bien de primerísima necesidad, se usa para todo.

Aunque parezca llamativo, en los asuntos del petróleo la hemeroteca y la memoria no suele ser el fuerte de los operadores. Asistimos casi atónitos a una enésima crisis de precios del petróleo, la séptima desde 1986. En junio de 2014 el petróleo cotizaba a 115 dólares y desde principios de 2015 el precio del crudo, salvo un periodo donde se logró cierta estabilidad en el entorno de los 65, está prácticamente abonado a la cota de los 50 dólares por barril.

Aunque las opiniones sobre las causas de cualquier crisis de precios son variadas y a mi entender múltiples –es difícil entender que solo una causa puede influir de una manera tan drástica en un activo– me gustaría aportar mi visión al respecto.

La aproximación simplista que se hace en la sociedad actual, donde la velocidad prima al análisis, nos empuja a pensar que el petróleo es un activo homogéneo cuando realmente no lo es. Más que hablar de petróleo deberíamos hablar de “petróleos”. No es lo mismo un crudo como el venezolano que es puro bitumen (asfalto) que el Saharan Blend que se produce en Argelia con un elevado contenido de productos ligeros y sin apenas azufre. No es lo mismo un crudo producido en Arabia Saudí con un coste de producción inferior a la decena de dólares que un crudo de origen no convencional producido en Estados Unidos con un coste de 60 dólares. Cuando de calidad hablamos en el crudo tenemos los mismos hidrocarburos en diferentes cantidades dependiendo del origen y cuando de costes de producción hablamos, la disparidad es enorme. Sin embargo, la paradoja no es menor. Salvando la diferencia entre la diferencia entre el Brent y el Texas el precio de venta es prácticamente único, lo cual nos empuja a pensar que ese precio no es el resultado de una pura actividad comercial y sí el resultado de un mercado completamente asimétrico.

Si bien existe un consenso bastante extendido sobre que el origen de esta crisis tiene su epicentro en el exceso de oferta de barriles de petróleo de origen no convencional, cuyo desarrollo tecnológico ha estado amparado en un largo periodo de altos precios, observamos desde el principio del verano una inestabilidad de precios siempre en el entorno bajo de precios del periodo. Actualmente el precio del crudo se está viendo afectado por asuntos como la expectativa de aumento producción de Irán tras el acuerdo sobre su desarrollo nuclear el intento de toma de posición comercial de Arabia Saudí, su gran competidor en la zona la práctica descomposición de un país históricamente gran productor que atesora grandes reservas como Libia o el aumento de producción en EE UU, que pronto se convertirá en exportador neto. Todo ello sin perder de vista que el coste de producción de estos barriles es tan dispar como su composición o naturaleza.

Lo que sin embargo es un fenómeno nuevo en estas últimas semanas es el de la volatilidad. Asistimos hace un par de semanas a una subida de prácticamente un 15% en tres días para volver al mismo nivel una semana después. En la actual tesitura a nivel mundial el cóctel es tan complejo que cualquier noticia va actuar como detonante. La expectativa de crecimiento de más o menos un punto porcentual de la economía china, cualquier noticia sobre inflación o deflación, un mensaje del BCE o incluso el debate sobre una posible intervención en Siria actúan sobre el precio. Mi apuesta sobre el precio del petróleo en el medio plazo es de volatilidad en un entorno de precios bajos. No olviden que antes que un producto, es para mí el activo más especulativo del mercado.

Valores destacados

Repsol

Con un ojo puesto en el precio del petróleo y otro en el plan estratégico de la compañía, sopesando vender su histórico negocio de butano para generar ingresos y hacer frente a las amenazas de las agencia de rating para bajar su cotización… Repsol cotiza a los niveles que cayó cuando Argentina nacionalizó YPF. Si París bien vale una misa; Repsol bien vale una compra a estos precios.

Abengoa

Las turbulencias en su cotización han venido dadas por la excesiva dependencia de las subvenciones y por su estructura financiera. Esto ha provocado que realice una ampliación de capital y ha sido castigado con bajadas del 50%. A pesar de cotizar con descuento (el consenso le otorga una valoración de 2,2 euros), es recomendable esperar a ver si es capaz de cubrir la ampliación.

Delta Airlines

En este caso es una compañía que se ha visto claramente favorecida por la bajada del petróleo. En octubre de 2014, cuando el crudo cotizaba a 94 dólares, la compañía se cambiaba a 36 dólares. Dos meses más tarde, con un crudo a 53, la compañía cotizaba a 50. Al ser una aerolínea americana que cotiza en dólares, también le ha favorecido el efecto divisa.

Normas
Entra en El País para participar