No prevé abrir tienda propia

La sudadera de GAP estará en 15 tiendas de España en 2016

Su desembarco en el país continuará, por el momento, de la mano de El Corte Inglés

Espacio de GAP para niños en El Corte Inglés de Castellana, en Madrid
Espacio de GAP para niños en El Corte Inglés de Castellana, en Madrid

Si ha viajado a EEUU o Londres, puede que haya recibido alguna vez el encargo de comprar, al menos, una sudadera de GAP. Pero la simbólica marca textil estadounidense pretende estrechar las distancias, y de paso, aliviar el peso de las maletas de los turistas. Entre finales de 2015 e inicios de 2016, GAP prevé tener abiertos 15 puntos de venta en centros de El Corte Inglés, y comenzar a vender en la web de la cadena distribuidora. Así, dará continuidad a un desembarco paulatino que comenzó a principios de este año, con la apertura de una tienda en el aeropuerto de Málaga. GAP tiene puestos además en los de Tenerife Sur, Tenerife Norte, Gran Canaria e Ibiza, en asociación con la compañía suiza Dufry.

Pero será la sociedad con el retailer español la principal vía de llegada de la marca a España, como reconoció ayer Ismail Seyis, responsable de franquicias de GAP a nivel mundial, en la apertura de los nuevos puestos en El Corte Inglés del Paseo de la Castellana, en Madrid. Uno dedicado a moda de niños, de 105 metros cuadrados, otro en la planta de moda femenina, de 61 metros cuadrados, y un tercero para masculina, de 59 metros. “Elegimos El Corte Inglés por su presencia en el mercado español, por su reputación y por su experiencia operativa. Y también compartimos la misma pasión por la marca”.

Confianza

Ismail Seyis, responsable de franquicias de GAP a nivel mundial
Ismail Seyis, responsable de franquicias de GAP a nivel mundial

La elección del momento tampoco es casual. La recuperación del consumo, y el mejor año que atraviesa el sector distribuidor en España, también ha animado a GAP a dar el paso definitivo:“Vemos que el mercado en España presenta ahora un panorama con más oportunidades, y hay una mayor confianza en el mercado del retail”, afirmó Seyis.

El representante de GAP detalló que la marca posee 350 franquicias repartidas por todo el mundo, mientras que las tiendas propias se sitúan en el entorno de las 3.500. Sin embargo, estas están ubicadas, en su mayoría, en EEUU, mientras que en Europa solo tiene abiertas en Reino Unido y Francia, además de en China y Japón, en Asia.

La primera apertura en Madrid es la quinta de este año en centros de El Corte Inglés en España. La primera, en marzo, fue en Barcelona, en el centro de Rambla, al que siguieron Málaga, Bilbao, Valencia y Alicante. Ninguna de las dos compañías ha especificado en qué ciudades continuará la expansión, aunque una apertura es segura en otro centro de la capital.

“No dejamos que se abran franquicias de nuestra marca de una manera sencilla”, explicó Seyis. “Estuvimos hablando durante muchos meses con El Corte Inglés. En ese sentido somos muy selectivos”. Tanto que, al menos por el momento, no plantean poner en marcha una tienda propia, ni en Madrid ni en ninguna otra ubicación. “Queremos seguir abriendo puntos de venta en España en la medida que sea posible, pero siempre aprovechando la asociación que hemos establecido con El Corte Inglés. Ahora mismo, esto es lo más importante para la estrategia en este mercado”, detalló el responsable de franquicias de GAP, que no descartó la apertura de establecimientos, en un modelo de franquicia junto al propio retailer español, aunque esta posibilidad aún está por definir en el medio plazo.

La mayor presencia de la marca en el país coincide con un replanteamiento en su estrategia comercial y de producción en todo el mundo, con el fin de ganar en dinamismo y adaptarse a la demanda online. GAP, que también posee las marcas Old Navy y Banana Republic, cerró el primer semestre con un beneficio de 458 millones de dólares, un 22% menos.

Normas