Paga 100 millones por la filial del banco británico y 37,5 millones por los seguros, que adquiere con Mapfre

Bankinter compra Barclays Portugal, su primera gran operación corporativa

María Dolores Dancausa.
María Dolores Dancausa.

La banca española se anima. Ha salido de la crisis y quiere crecer fuera. Y nada más ilustrativo que la operación que acaba de firmar Bankinter, la compra de la red de banca minorista portuguesa de Barclays, que cuenta con 84 oficinas y Barclays Vida y Pensiones en ese país, operación esta última que comparte con Mapfre. Bankinter abonará un múltiplo de 0,4 veces el valor en libros del negocio traspasado, lo que equivale a un precio de 100 millones de euros. Esta es la primera gran operación corporativa de Bankinter.

Parece que Bankinter ha esperado a cumplir 50 años desde su creación para lanzarse a crecer con compras. A últimas horas de la tarde de ayer anunció la compra de la red de banca minorista de Barclays Portugal compuesta por 84 oficinas.

Esta es la primera gran operación corporativa de este banco naranja, aunque es cierto que lleva ya un tiempo analizando bancos y esperando su oportunidad. En Portugal lleva meses estudiando todo lo que se vendía allí y era susceptible de ser comprado por ellos. Algunas fuentes aseguran que miró incluso la red de BBVA en ese país, aunque en el banco no lo confirman. Miró los números de Barclays España, pero más por curiosidad que por interés. Esta red fue finalmente adquirida por CaixaBank, y que fue hace justo un año cuando se comunicó esta última operación. Analizó alguno de los bancos españoles intervenidos que el FROB subastó, como Banco de Valencia o incluso Novagalicia, aunque este último más por petición del organismo dependiente de Economía, que por interés en adquirirlo.

Pero parecía que nada le interesaba. Su consejera delegada, María Dolores Dancausa, explicó en la presentación de resultados correspondientes al primer semestre del año que Bankinter no estaba en venta y de hacer algo sería estudiar compras fuera de España. “Si estamos en algo, estamos para comprar. No creo que compremos en España”. Y así ha sido. La compra de Barclays Portugal supone para Bankinter poner su primer pie fuera de España, con excepción de la ficha que compró hace tres años en Luxemburgo para extender su negocio de banca de grandes patrimonios.

Los clientes de la filial lusa de Barclays tienen un perfil muy similar al estereotipo de Bankinter en España, de rentas medias altas y grandes patrimonios, además de pymes. Bankinter ha adquirido en concreto las actividades de banca minorista, banca privada y banca de empresas que la entidad británica gestiona en el país luso. La entidad española pagará un múltiplo de 0,4 veces sobre el valor en libros del negocio efectivamente traspasado, lo que equivale a un precio aproximado de 100 millones de euros. Varios analistas califican la operación de positiva, más teniendo en cuenta el bajo precio que desembolsará. De hecho, en algunos círculos se hablaba de que el valor de este negocio de Barclays en Portugal podría alcanzar los 300 millones de euros.

Fuentes de Bankinter aseguran que el banco no necesita realizar una ampliación de capital para pagar esta operación. Descartan así una dilución de capital. También explican que el impacto sobre sus ratios de capital serán mínimos, lo mismo que el ajuste de personal.

El negocio retail de Barclays en Portugal cuenta con una cartera crediticia de 4.881 millones de euros, 2.936 millones de euros en activos gestionados fuera de balance, una red de 84 sucursales, una plantilla de 1.000 empleados y 185.000 clientes, de los cuales 20.300 son empresas. La operación, que está sujeta a la obtención de las autorizaciones de los organismos competentes y entes reguladores, excluye la compra del negocio de banca de inversión y tarjetas, así como un número pequeño de clientes corporativos, que continuarán siendo operados por Barclays. Bankinter también adquiere al 50% junto a su socio asegurador Mapfre los seguros de vida y pensiones lusos de Barclays por 75 millones en conjunto. Bankinter desembolsará así por ambas operaciones 137,5 millones.

Barclays Vida y Pensiones Portugal, que cuenta con más de 1.000 millones de euros de activos bajo gestión, obtuvo 150 millones en primas y 12,7 millones de euros de beneficio en 2014.

La oportunidad de un sector en reestructuración

Bankinter se viste de largo. Ha decidido dar el paso y adquirir una pequeña red bancaria en Portugal. Es la primera gran operación que realiza tanto fuera como dentro de España a excepción de la licencia bancaria de la filial de Luxemburgo del banco holandés Van Lanschot y el 50% de Línea Directa que no controlaba. Con esta operación se confirma el giro de la banca española, que han vuelto a retomar sus proyectos de expansión internacional. Parte de esta estrategia está impulsada por los mensajes del BCE, que ha pedido a las entidades que diversifiquen su negocio geográficamente, principalmente por Europa. Quiere dar el pistoletazo definitivo a las operaciones corporativas en el Viejo Continente. Bankinter asegura que ha elegido Portugal como primer país para iniciar su expansión por sus perspectivas de crecimiento tras la crisis que ha vivido en los últimos años, y al encontrar grandes oportunidades en el sector bancario, con destacadas posibilidades de crecer al tener un sistema financiero en reestructuración. Dancausa señaló ayer en un comunicado que esta operación “supone un hito en la historia reciente del banco, y constituye una muy buena oportunidad para la entidad y para sus accionistas de la que sabremos obtener, en breve plazo, un rápido retorno.” La ejecutiva lanzó un mensaje de tranquilidad a la plantilla de Barclays Portugal: “nos consta que estamos ante una gran plantilla, altamente formada y con gran capacidad de superación y de adaptación a los nuevos retos. Pondré todo mi empeño en que su integración en el banco sea lo más rápida y natural posible”. Se desprende así que el ajuste que realizará será leve tras haber pasado el banco por varios recortes que en dos años redujo la plantilla a la mitad.

Normas