Aspira a los 1.200 millones de nueva financiación este año

CaixaBank crea una filial para impulsar el crédito al consumo

CaixaBank crea una filial para impulsar el crédito al consumo

CaixaBank ha decidido dar un impulso a su negocio de crédito al consumo. Ha reorganizado alguna de sus filiales destinadas a la financiación y ha creado Consumer Finance. Con esta marca pretende alcanzar una cuota de mercado del 24%, frente al 17% actual. Esta año prestará 1.200 millones, un 14% más que un año antes.

CaixaBank ha decidido apostar fuerte por el crédito al consumo, segmento del negocio al que prácticamente todos los bancos han señalado como una de las principales vías de crecimiento del crédito este año.

Para potenciar esta actividad, la entidad que preside Isidro Fainé ha creado una nueva filial, Consumer Finance, que se especializará en el crédito al consumo con el propósito de crecer en este ámbito y alcanzar en 2015 los 1.200 millones de euros de crédito nuevo, lo que supondría un crecimiento del 14% respecto al ejercicio anterior. Este porcentaje es, no obstante, inferior al que pretenden alcanzar en crédito al consumo a través de las oficinas de CaixaBank, destinado más al credito personal.

La nueva filial es el resultado de la reorganización de las compañías que se encargaban de la financiación a particulares y empresas, y conllevará la desaparición de la marca FinConsum, mientras que CaixaRenting pasa a ser una filial de CaixaBank Consumer Finance. La estructura es similar a la que tiene mantiene Santander desde hace varias decádas y que se ha convertido en una de sus principales fuentes de ingresos. CaixaBank explica en un comunicado que la nueva filial nace con el objetivo de impulsar el crédito al consumo, uno de los pilares del plan estratégico 2015-2018 que presentó CaixaBank el pasado marzo y con el que pretende reforzar su posición de liderazgo.

En la actualidad, CaixaBank cuenta con una cuota de mercado del 17,1% en financiación del consumo, porcentaje que “está por debajo de nuestro potencial natural”, según destaca en el comunicado el director general de CaixaBank, Juan Alcaraz.

La cuota de mercado media de la entidad catalana se situa en casi todos sus negocios en el 20%, aunque la de captación de nóminas es del 24%, de ahí que considere que su actual peso en crédito al comunso es aún bajo. Esta, además, es la cuota que pretende mantener en la concesión de crédito al consumo, mientras que para el resto de las áreas de negocio y que se incluye en su plan estratégico presentado en marzo pasado estará en torno al 20%.

Este plan pasa por reducir lo antes posible el peso de su cartera de participadas sobre su capital con el objetivo de optimizar el consumo de sus recursos propios, y aumentar el peso de su negocio financiero. El objetivo final es multiplicar por cuatro su rentabilidad hasta 2018.
El consejero delegado de CaixaBank Consumer Finance, François Miqueu, ha subrayado que “nuestro objetivo es alcanzar los 1.200 millones de euros de crédito nuevo en 2015, lo que supone un crecimiento de un 14% respecto al ejercicio anterior”.

La nueva filial se centrará en la financiación a consumidores finales y a empresas en el punto de venta a través del grandes cadenas de distribución, comercios y concesionarios. CaixaBank Consumer Finance nace con una cartera de negocio de 1.819 millones de euros, un parque de 400.000 tarjetas de crédito activas, más de 11.000 acuerdos de colaboración con comercios y concesionarios, y una plantilla de 409 empleados.

La nueva compañía permitirá que los 14 millones de clientes de CaixaBank dispongan de ventajas de financiación en los más de 11.000 comercios y concesionarios colaboradores de CaixaBank Consumer Finance.

El cambio de estructura comportará también que Brilliance BEA Auto Finance Company (BBAFC) –la filial de CaixaBank y su socio chino Bank of East Asia (BEA) y Brilliance para la financiación de autos en China– y Telefónica Consumer Finance pasen a ser participadas de CaixaBank Consumer Finance, con un porcentaje del 22,5% en el primer caso y del 50% en el segundo. Hay que recordar que CaixaBank ha pasado a ser el segundo accionista del banco de Hong Kong BEA, al controlar el 17,17% de su capital, frente al 18,77% que controlaba antes de que la entidad china hiciese una colocación privada de acciones a favor de la japonesa Sumitomo Mitsui, que ahora posee el 17,43%.

Normas