Vodafone advierte del retraso del mercado único digital

Telefónica ataca el “internet feudal” que establecen Apple y Google

Orange pide una normativa que facilite la inversión

El presidente de Vodafone, Francisco Roman, conversa con el consejero delegado de Telefonica, José María Alvarez Pallete.
El presidente de Vodafone, Francisco Roman, conversa con el consejero delegado de Telefonica, José María Alvarez Pallete.

José María Álvarez-Pallete, consejero delegado de Telefónica, advirtió ayer contra el riesgo de un internet feudal, en el que los usuarios de plataformas de móvil como Android o iPhone queden cautivos al no poder llevarse toda su información, desde fotos a música, al cambiar de una plataforma a otra, con el riesgo de perderla. El ejecutivo recordó que el smartphone se ha convertido en la principal vía de acceso a internet.

En su conferencia en el Encuentro de Telecomunicaciones, organizado por la patronal Ametic en la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo de Santander, exigió que se apliquen las normas de competencia europeas que garantizan la interoperabilidad de las plataformas digitales en sistemas operativos y terminales. Pallete recordó que a las telecos se les obliga a facilitar al usuario el cambio de operador en 24 horas, mientras que el cliente no puede cambiar de un Samsung a un iPhone llevándose toda la información de su vida digital.

El directivo volvió a cargar contra las ventajas regulatorias que tienen las compañías de internet (OTT) como Google, Apple o Facebook, y aseguró que una cuestión crucial para impulsar con éxito la digitalización de la economía europea es garantizar la igualdad de condiciones para todos los agentes del ecosistema digital. “Mismos servicios, mismas reglas, mismos derechos, este es el lema que debe aplicarse a toda la campaña de valor”, afirmó.

Además, pidió que las empresas de internet contribuyan de igual manera en el pago de impuestos, con cargas fiscales compartidas en todos los países europeos, y reclamó que se garantice que la seguridad de la información que fluye por las redes de telecomunicaciones se rija de acuerdo a las reglas y requisitos establecidos a nivel europeo.

De igual forma, reclamó que haya una mayor rapidez en todos los cambios regulatorios en el sector. El directivo recordó que Telefónica tardó más de un año en recibir la aprobación de la compra de E-Plus en Alemania, y sin embargo, Facebook adquirió WhatsApp y se lo aprobaron en tres semanas. “Aho_ra nos encontramos con que WhatsApp compite con nosotros en Alemania, no solo en mensajes sino también en voz”, dijo el directivo.

Pallete advirtió de que Europa se está quedando rezagada en inversión. Así, indicó que en EE UU la inversión per cápita en redes de telecos alcanza los 180 euros por clientes, un 40% más que en el Viejo Continente.

El directivo apuntó que la Unión Europea necesita actuar rápidamente para establecer un entorno favorable a la inversión para el desarrollo de las nuevas infraestructuras digitales. En este sentido, puso el ejemplo de España, donde en mitad de la crisis y gracias a un marco regulatorio adecuado, se ha pasado de ser el sexto país en despliegue de fibra hasta el hogar a ser el primero.

El ejecutivo mostró su preocupación por el largo periodo que puede transcurrir hasta que las nuevas propuestas de regulación sean una realidad efectiva. “Un periodo de cinco años hasta la implementación de una revisión del marco legal de las telecomunicaciones, resulta demasiado largo en un contexto de cambio permanente”, dijo.

Retrasos en el mercado único digital europeo

Philipp Humm, consejero delegado de Vodafone Europa, aseguró que todavía hay muchos retrasos en el mercado único digital europeo, especialmente en la regulación. “Siguen siendo demasiado nacionales o locales. Y la tecnología es una industria global”, señaló, el directivo, quien añadió que los reguladores son muy lentos. También advirtió de que hay muchas diferencias entre mercados y unos países impulsan unas tecnologías y otros apuestan por otras diferentes”, explicó. Asimismo, señaló que el espectro es clave, y “deberíamos poder tenerlo como lo hacen nuestros rivales en EE UU, sin estar teniendo que acudir a continuas subastas”.
Gervais Pellissier, consejero delegado adjunto de Orange, recordó que los ingresos de los operadores siguen bajando en todos los países (aunque en 2015 la situación es algo mejor), si bien sigue habiendo un fuerte crecimiento del consumo. “Los clientes usan cada vez más sus terminales, pero pagan cada vez menos. Hay un límite en la ecuación económica”, advirtió. Pellissier dijo que el mercado único digital es una oportunidad para Europa y aseguró que hace falta un marco regulador que facilite la inversión. Con respecto al espectro, reclamó más cohesión y planificación a largo plazo entre todos los países.
En referencia a las cargas fiscales para el sector, el ejecutivo de Orange recordó que en España se obligó a las operadoras a financiar la televisión pública. Los impuestos deberían reducirse si se quiere que las telecos sigan invirtiendo en redes. Deben reducirse los impuestos específicos de las telecomunicaciones.

Normas