Insta a subir tipos antes de que esta alcance el 2%

El ‘número 2’ de la Fed prevé un repunte de la inflación

Stanley Fischer, vicepresidente de la Reserva Federal estadounidense, reclama en Jackson Hole que no se espera a alcanzar el objetivo de inflación para subir los tipos.

En la imagen, el vicepresidente de la Reserva Federal (Fed) de EE.UU., Stanley Fischer. EFEArchivo
En la imagen, el vicepresidente de la Reserva Federal (Fed) de EE.UU., Stanley Fischer. EFE/Archivo EFE

El vicepresidente de la Reserva Federal (Fed) de EEUU, Stanley Fischer, dijo este sábado que hay “buenas razones” para pensar que la inflación irá repuntando y sostuvo que el banco central no debería esperar hasta alcanzar la meta anual del 2 % para iniciar la esperada subida de tipos de interés.

“Hay buenas razones para creer que la inflación tenderá al alza a medida que las fuerzas que la mantienen baja se disipan”, explicó Fischer en un discurso en el marco del retiro anual en Jakcson Hole (Wyoming, EEUU) de los gobernadores de los principales bancos centrales del mundo.

Fischer anotó, además, que la Fed “no debería esperar” a que la inflación esté de nuevo en la meta anual del 2%, con lo que dejó la puerta abierta a que el esperado anunciado del alza de los tipos de interés de referencia en EEUU se haga en septiembre, aunque algunos expertos están pidiendo a la Reserva retrasar esa decisión.

El “número dos” de la presidenta de la Fed, Janet Yellen, puso como ejemplo que algunos de los factores que empujaban a la inflación a la baja, como la caída global de los precios del petróleo, han comenzado a “disiparse”.

Además, Fischer sostuvo que la Fed está “siguiendo la evolución de la economía china y sus efectos reales o potenciales en otras economías incluso más estrechamente de lo normal”.

La mayor parte de los expertos considera que, en su reunión del próximo 16 y 17 de septiembre, la Fed decidirá finalmente la anticipada subida de los tipos de interés de referencia, que desde finales de 2008 se encuentran cercanos al 0%.

Sin embargo, recientemente se han alzado más voces que piden prudencia a la Fed y aguardar a que la recuperación sea más sólida, y sobre todo a que la situación de la inflación sea más propicia para un endurecimiento de la política monetaria.

En julio pasado, la inflación interanual cerró en un 0,2% tras haber entrado en junio en terreno positivo por primera vez en lo que va de año, muy lejos de la meta del 2% que la Fed considera “saludable” para la marcha de la economía.

Decisión controvertida

En los últimos días han sido varias las voces contradictorias que se han escuchado respecto a este asunto en el seno de la Reservar Federal. El propio Fischer ya avanzaba el viernes que no hay una decisión tomada respecto a cuándo se subirán los tipos de interés.

El movimiento, que se realizará por primera vez desde 2006, está previsto por el organismo para la etapa final de este año, pero los mercados viven con expectación a la espera de saber si los tipos se elevarán ya en septiembre o si habrá que esperar incluso a diciembre.

En los últimos días, el responsable de la Reserva Federal de Nueva York defendía que las turbulencias que viven estos días los parqués por la debilidad china no propician una subida de tipos, y apostaba por aplazar la decisión.

Su homólogo de Saint Louis, sin embargo, argumentaba el viernes que Estados Unidos no debería acometer esta decisión guiándose por los factores externos y las turbulencias que provienen de otros mercados con lo que el alza no debería posponerse más allá de septiembre.

Normas
Entra en El País para participar