Un banco del país opera con ese nombre

China también falsifica a Goldman Sachs

bandera China en el distrito financiero de Shanghái.
bandera China en el distrito financiero de Shanghái.

China ha sido acusada de piratear películas, bolsos, rolex e incluso coches. A esa lista se puede añadir ahora Goldman Sachs.

Goldman Sachs Financial Leasing Co., con sede en Shenzhen, opera en la ciudad fronteriza con Hong Kong utilizando un nombre prácticamente idéntico al del banco de inversión con sede en Nueva York, cuya denominación oficial es Goldman Sachs Group Inc, según Bloomberg en una noticia publicada por el El País. 

La empresa china se presenta en su web como una de las mayores entidades financieras que concede préstamos de la ciudad. La empleada que responde el teléfono en la sede de Shenzhen evita dar su nombre, dice que no tienen ninguna relación con el banco norteamericano y no sabe el origen del nombre del banco. Es la primera vez que le preguntan eso, asegura.

Los archivos del Gobierno de Shenzhen indican que la firma se creó en mayo de 2013. La compañía utiliza los mismos caracteres chinos,gao sheng, que usa la verdadera Goldman Sachs en el país asiático, y el tipo de letra que usa es muy similar a la de la entidad estadounidense.

Connie Ling, portavoz de Goldman Sachs en Hong Kong, confirma que no hay ninguna relación entre el banco de inversión norteamericano y la compañía de Shenzhen, y dice que Goldman está estudiando tomar medidas.

No es el único banco que ha visto como se apropiaban de su nombre con descaro. En un ejemplo aún más extremo, un hombre de 39 años, habitante de la provincia oriental de Shangdong, fue arrestado a comienzos de este mes por abrir una falsa sucursal del China Construction Bank con cajeros y lectores de tarjeta de crédito incluidos, según la agencia de noticias Xinhua.

La existencia del Goldman Sachs de Shenzhen salió a la luz gracias a una carta enviada por el sindicato de un casino estadounidense a las autoridades chinas. La misiva la dirigieron al máximo responsable de la comisión disciplinaria del Partido Comunista Chino, Wang Qishan, que encabeza la mayor investigación anticorrupción en décadas.

Normas
Entra en El País para participar