Javier Burgos, director general de Neuron Bio

“Buscamos un socio entre las grandes farmacéuticas”

La biotecnológica cerró la sesión del miércoles en el MAB con una subida de un 37%

Negocia una alianza para comenzar con los ensayos de su medicamento contra el alzhéimer

El director general de Neuron Bio, Javier Burgos.
El director general de Neuron Bio, Javier Burgos.

Este pasado miércoles, Neuron Bio daba la campanada del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) subiendo un 37% en la jornada tras anunciar que Japón ha aprobado la patente de su fármaco neuroprotector contra el alzhéimer, que se encuentra todavía en investigación. Ese alza se mitigó ayer con una caída cercana al 7%. El biólogo Javier Burgos (Sagunto, Valencia, 1971), director general de Neuron, cuenta que están buscando un socio, entre las grandes multinacionales farmacéuticas, para desarrollar este medicamento.

Pregunta. ¿Por qué subió el miércoles la cotización un 37%?

respuesta. Primero habría que preguntarse por qué pasó lo de antes, que en unas pocas jornadas nos habíamos ido de dos euros a 1,31 euros en el valor de la acción. En este caso, sube porque se ha concedido la patente en Japón.

P. Aun así, en lo que va de año ha caído un 40% y vuelve a caer casi un 7%. ¿Por qué el inversor no acaba de confiar en la empresa?

r. No sé decir el por qué. Nosotros podemos hacer interpretaciones pero no tenemos la respuesta. Detrás hay ocho millones de acciones en manos de personas que venden o compran por distintos criterios, incluso coyunturales. Supongo que la crisis en Grecia y China también afecta. Lo que tenemos que hacer es desarrollar nuestro plan de negocio. Cuando sube o baja la acción, en muchos casos no se sabe por qué, aunque en el caso de ayer [miércoles] sí se sabe.

NEURON BIOPHARMA 0,30 11,11%

P. ¿Cuáles son los planes estratégicos de la compañía?

r. En breve la salida de Neol al MAB, [participada al 100% por Neuron], en los dos próximos meses, lo que permitirá financiar los desarrollos y nuevos proyectos. También pretendemos tener una oficina de Neuron en Boston en los próximos meses.

P. ¿Por qué en Boston?

r. Porque el mayor cluster de biotecnología está en Massachusetts (EE UU). Nos establecemos allí con un objetivo comercial y a futuro tendremos la posibilidad de captar financiación. En principio para potenciar la división de servicios, de proyectos hechos a medida.

P. ¿En qué fase se encuentra su fármaco más avanzado?

r. Está finalizada la fase preclínica. La parte clínica empezará cuando encontremos un socio que permita atacar los ensayos con pacientes. Neuron sabe hasta dónde puede llegar y su objetivo es hacer los desarrollos preclínicos. Ahora buscamos socios entre las grandes farmacéuticas que nos acompañen en las siguientes fases.

P. ¿Venderán los derechos o participarán en el desarrollo?

“Nos estableceremos en Boston porque allí está el mayor ‘cluster’ biotecnológico y a futuro tendremos la posibilidad de encontrar financiación”

r. Iremos juntos para hacer codesarrollos.

P. ¿En qué momento se encuentran las negociaciones?

r. No podemos decir mucho de momento. Estamos hablando con las grandes farmacéuticas del mundo y con otras empresas para el área de diagnóstico.

P. ¿Hay interés de las farmacéuticas?

r. Las farmacéuticas tienen bastante interés. Hemos tenido una etapa en la que hemos salido poco del laboratorio, una fase que ya hemos superado. Neuron tiene una cartera de productos, de servicios y de diagnósticos, un abanico importante que estamos mostrando de forma más activa en los últimos meses. Lo bueno de tenerlos más desarrollados es que captamos la atención de distintos tipos de empresas.

P. ¿Esa alianza será suficiente o habrá ampliación de capital?

r. Depende del porcentaje que queramos vender y del capital que queramos captar. Hemos hecho ya una ampliación de capital en 2015, otro el año anterior y otra en 2010.

P. ¿Cuándo comenzarán los ensayos clínicos?

r. Cuando tengamos un socio que nos permita el codesarrollo.

P. ¿Para qué tipo de pacientes?

r. La estrategia clínica es comenezar el tratamiento cuanto antes mejor, para los pacientes con deterioro cognitivo leve, porque se trata de modificar el curso de la enfermedad.

P. El año pasado incrementaron sus pérdidas. ¿Por qué?

r. Porque no alcanzamos los niveles de venta de servicios. Para este año, la facturación será alrededor de 300.000 euros y en el caso de Neol va a dar unas ventas muy considerables de 1,8 millones. La biotecnología industrial que hace Neol tiene un periodo de desarrollo más corto que Neuron para llevar productos al mercado. Un fármaco tarda de media 10 años en su I+D. Pero así es como planteamos la estrategia de la compañía desde el principio.

“Somos presuntos culpables por estar en el MAB”

Neuron fue la primera empresa en salir al MAB, en 2010. Se estrenó con un precio de 3,99 euros por acción, un nivel que no han podido mantener. “En un mercado maduro no debería haber ni grandes caídas ni grandes alzas, con inversores a largo plazo que conocen la empresa”, señala Javier Burgos.

“No creo que todos nuestros accionistas estén formados ni sepan del largo plazo de la empresa. Neuron tiene una volatilidad muy alta en el valor de la acción, con 500 acciones ya se mueve el valor, por eso se producen las grandes subidas y bajadas”, explica.

La compañía granadina desarrolla fármacos, además de servicios para otras empresas. También crea productos industriales a través de Neol, que controla al 100% después de comprar el 50% a su exsocio Repsol en 2014. Entre los principales accionistas de referencia se encuentra el equipo gestor y fundador. Además, el empresario Javier Tallada cuenta con un 12,35% de la empresa, según el último hecho relevante de la compañía.

“Hay accionistas, como el equipo gestor, que saben que tenemos que esperar para llegar a buen puerto. Nosotros tenemos que comunicar y explicar muy bien cada una de las noticias, para que los accionistas compren o vendan”, explica.

Cree que el MAB les ha aportado “luces y sombras”. En la parte positiva, la visibilidad y la transparencia. Aunque lamenta cómo ha afectado el escándalo de las cuentas falsas de Gowex al resto de empresas cotizadas en este índica. “Gowex nos ha puesto en tela de juicio a cualquier empresa que estuviera en este mercado. Somos presuntos culpables por estar en el MAB, cuando en realidad las cuentas están auditadas y son públicas semestralmente”, asegura, ya que son auditadas por PwC y ahora por Deloitte.

Normas