La gasolina es un 12,4% y el diésel un 17,6% más barato que hace un año.

Los carburantes encadenan seis semanas con bajadas de precios

Imagen de un coche en una gasolinera en Dallas, Texas, EE.UU.
Imagen de un coche en una gasolinera en Dallas, Texas, EE.UU.

 Los precios de la gasolina y el gasoil registraron en la última semana notables descensos, ya que la gasolina se abarató un 1,6% y el gasoil un 0,8%, encadenando ya seis semanas consecutivas de descensos en plenas vacaciones de verano. De esta manera, el precio de la gasolina es un 12,4% más barato y el del diésel un 17,6% inferior respecto a hace un año.

En concreto, el precio medio en España de la sin plomo 95 bajó un 1,6% en la última semana, hasta los 1,233 euros por litro, frente a los 1,253 euros de hace siete días. De esta forma, el precio de este carburante es un 6,7% más bajo que a mediados de julio, desde cuando encadena seis semanas de caídas, pese a que acumula una subida del 10,4% con respecto a sus mínimos de enero (1,117 euros).


Por su parte, el diésel fijó su precio en 1,087 euros el litro, un 0,8% menos en comparación con los 1,096 euros anteriores, con lo que encadena siete semanas de descensos y dos consecutivas por debajo del umbral de los 1,1 euros, algo que no sucedía desde el pasado mes de febrero. Desde el inicio de su tendencia a la baja a mediados de julio, el coste de este combustible se redujo un 6,1%, aunque todavía es un 2,9% más caro que en sus mínimos de enero (1,056 euros). De esta forma, el precio de la gasolina es un 7,1% más elevado que al inicio del año, mientras que el gasóil es un 1,4% más barato.

Con los precios de la última semana, llenar un depósito de 55 litros de gasolina cuesta 67,81 euros, 1,05 euros menos que los 68,86 euros de hace una semana, mientras que un depósito de gasóleo conlleva un gasto de 59,78 euros, 50 céntimos menos que los 60,28 anteriores. Esta tendencia de los precios de los carburantes se produce en un momento de caída de la cotización del barril de Brent, de referencia en Europa, en la última semana, que se situó en el entorno de los 43 dólares.

En relación a este asunto, la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) recordó ayerque los precios de los carburantes no tienen una relación directa con la cotización del Brent, sino que dependen de las cotizaciones de la gasolina y del gasóleo en los mercados al por mayor. En un comunicado, las petroleras indicaron que comprar las variaciones porcentuales entre la cotización del crudo y el precio de los carburantes en el surtidor es “incorrecto” ya que no tiene en cuenta el peso de los impuestos y costes de distribución en el precio de venta al público, que representan aproximadamente el 68% del mismo.

Normas