Tormenta financiera global

Wall Street registra su mejor sesión desde finales de 2011

Operadores en el mercado de opciones de Chicago.
Operadores en el mercado de opciones de Chicago.

Si el martes las órdenes de venta tomaron el control de los índices de Wall Street al cierre, ayer fue exactamente al contrario. El miedo a perderse el rebote impulsó las compras y todos los índices se dispararon en la recta final de la sesión. Tanto, que el Dow Jones, que se anotó un 3,95%, el Standard & Poor’s 500 (+3,90%) y el Nasdaq (+4,24%) registraron la mejor sesión desde finales de 2011. Así, está todo preparado para, al menos una apertura alcista el jueves en los parqués del Viejo Continente.

Todos los sectores en Wall Street cerraron con fuertes subidas, encabezados por el tecnológico (4,7%), el sanitario (3,5%), el financiero (3,32%), el industrial (2,78%), el energético (2,5%) o el de materias primas (1,4%). Merk se disparó un 6,35 % y lideró las ganancias en el Dow junto a otros siete componentes que subieron más de cinco puntos: Apple (5,7%), Visa (5,6%), Exxon Mobil (5,5%), Microsoft (5,5%), Intel (5,5%), Nike (5,0%) y JPMorgan (5,0%).

También avanzaron más de cuatro puntos el grupo Johnson & Johnson (4,8%), la cadena de tiendas Home Depot (4,5%), la petrolera Chevron (4,5%), la tecnológica Cisco Systems (4,3%), la multinacional McDonald's (4,3%) y la informática IBM (4,1%).

DOW JONES 34.347,03 0,45%

La marea roja china ha vuelto a inundar hoy los parqués de buena parte del Viejo Continente después del respiro del que disfrutaron los inversores el martes. Aunque el Banco Central de China ha inyectado 19.000 millones de euros a la banca nacional para tratar de alejar los temores a la desaceleración económica del gigante asiático, los nervios persisten.

Aunque lo ha intentado hasta última hora, el Ibex 35 no ha logrado salvar los 10.000 puntos, cota que perdió el lunes tras sufrir una caída superior al 5% para volver a conquistar de nuevo el martes. El principal índice español ha terminado cediendo este miércoles un 1,29% que lo deja en los 9.984,50 puntos.

La Bolsa ya arrancó castigada por el arreón bajista de última hora en Wall Street y, tras llegar a caer el 2%, ha conseguido remontar posiciones, para volver a bajar después. Un día loco donde la volatilidad ha tomado el control de los inversores.

El valor que más tirón tiene en el Ibex 35, en línea con lo que pasó en los últimos días dados los movimientos fuertemente especulativos en que está envuelto el valor, es Abengoa. A cierre de la sesión subía un 15,7%, y cada una de sus acciones valía 1,13 euros. Entre las que mejor comportamiento han tenido este miércoles destacaba también Técnicas Reunidas (con un alza del 1,04% hasta los 41,35 euros la acción) e IAG (que sube el 1,63% hasta los 7,23 euros). Por su parte, las caídas han estado lideradas por Arcelormittal.

Ni siquiera el buen arranque de Wall Street ha logrado salvar a la Bolsa española o el resto de grandes plazas europeas, sumidas también en la marea roja. Ayer los índices fracasaron estrepitosamente a la hora de consolidar el rebote, que era de más del 3% en el primer tramo de negociación. Cerraron con caídas del 1,3%, la mayor pérdida intradiaria desde 2008. Todo, en un ataque bajista de última hora, que sin motivo aparente arrasó con las posiciones alcistas. Hoy los futuros apuntan a ganancias cercanas al 2%, a apenas dos horas para la apertura.

La sesión en Asia no ha sido más tranquila: la bajada de tipos de China llegó después del cierre de los mercados ayer, así que los bolsistas tenían trabajo atrasado. Abrió Shanghai con caída del 3% para subir después hasta un 4% y después precipitarse a la baja, cerrando en pérdidas. El Nikkei gana el 3%, así como el Kospi corean, pero Hong Kong y Australia han cerrado planos.

Aunque persisten las dudas sobre la capacidad de China para frenar la sangría bursátil, el miedo está más ligado a las perspectivas económicas. Las inyecciones de dinero del Banco Central apenas sirven para compensar la liquidez utilizada para evitar mayores depreciaciones del yuan.

En el mercado de divisas, el euro se mantiene más o menos estable frente al dólar, algo más caro que ayer por la mañana pero en el entorno de 1,125 dólares, por debajo del máximo marcado el lunes. La correlación entre dólar y Bolsas ha sido inversa (al contrario que en otras ocasiones) por la expectativa de subida de tipos de la Fed. El yen caía levemente frente a la monea estadounidense.

El petróleo se mantiene también estable, con el Brent en 43 dólares y el West Texas en 39, después de haber subido en la sesión del martes. El cobre cae el 1%. En cuando a la deuda, algo de dinero llega a los clásicos refugios, como el bono alemán, con lo que la prima de riesgo española se va a 141 puntos.

Normas
Entra en El País para participar