El freno en la llegada de nuevas prestaciones es la causa

El gasto en pensiones crece un 2,8% anual, el menor ritmo desde 2002

Tomas Burgos, Secretario de Estado de Seguridad Social durante una comparecencia en el Congreso de los diputados.
Tomas Burgos, Secretario de Estado de Seguridad Social durante una comparecencia en el Congreso de los diputados.

La Seguridad Social destinó en agosto la cifra récord de 8.270,5 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 2,8% más que en el mismo mes de 2014. Sin embargo, a pesar de ser la mayor cuantía destinada nunca a pagar pensiones, es la tasa de crecimiento del gasto más baja de la serie histórica, iniciada en 2002, según datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Esto ocurre fundamentalmente por el frenazo que ha sufrido el incremento de nuevas pensiones, que en agosto creció un 1%, también menor ritmo de los últimos trece años. De esta forma se alcanzo la cifra récord de 9.308.146 pensiones. Así, la Seguridad Social ha incorporado más de 227.000 pensiones respecto a 2014 y más de un millón respecto a 2011.

Este menor ritmo de crecimiento del número de pensiones compensó el avance de la cuantía media de todas las pensiones del sistema (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y favor de familiares), que crecieron un 1,8% interanual hasta situarse en 888,53.

La pensión media de jubilación --a la que se destina la mayor parte del gasto-- alcanzó a principios de este mes los 1.023,5 euros mensuales, lo que supone un 2,2% más respecto a agosto de 2014. Este aumento obedece, sobre todo, a que las nuevas jubilaciones que llegan al sistema son alrededor de un 44% más caras que las que salen por el fallecimiento de sus beneficiarios.

Así, el grueso del gasto (5.777 millones de euros) fue a parar al abono de pensiones de jubilación, lo que supuso incrementar estos pagos un 3,5%, seguido de las pensiones de viudedad, a las que se dedicaron 1.484 millones de euros (+1,1%).

La pensión media de viudedad se situó en agosto en 631,30 euros mensuales, un 1,1% más que en igual mes del año pasado, mientras que la de incapacidad permanente alcanzó una cuantía media de 924,08 euros mensuales, con un incremento interanual del 0,8%.

Asimismo, la pensión media de orfandad ascendió a 370,88 euros mensuales, un 0,4% más que en agosto de 2014, mientras que la de favor de familiares se situó en 518,13 euros al mes, con un repunte del 1,7%. Por su parte, a las pensiones de incapacidad permanente se destinaron 862,2 millones de euros (+1,1%), las de orfandad supusieron 126 millones de euros (+3,7%) y las pensiones en favor de familiares totalizaron algo más de 20 millones de euros (+3,3%).

Normas
Entra en El País para participar