El selectivo español se deja un 1,81% y pierde los 10.600 puntos

Seis claves del nuevo traspiés del Ibex 35 causado por China

Pantalla de cotizaciones en la Bolsa de Nueva York.
Pantalla de cotizaciones en la Bolsa de Nueva York. REUTERS

Tal vez sea pronto para hablar de una tormenta perfecta, pero el temporal que agita los mercados presenta una intensidad mayor que la de un simple nubarrón veraniego. Los inversores parecen haber entrado en un círculo vicioso en el que las caídas en las Bolsas chinas contagian a los parqués de Asia, pero también a las empresas más expuestas al gigante asiático de Europa y Estados Unidos. Las dudas sobre China, a su vez, presionan el precio de las materias primas y debilitan a las divisas emergentes. Y, de remate, la Reserva Federal no aclara sus intenciones sobre la próxima subida de tipos de interés y Grecia adelanta elecciones apenas solo siete meses después de sun anterior cita con las urnas. Estas son las seis claves de la agitada situación de los mercados.

1. China no contiene la sangría.

Las autoridades chinas siguen esforzándose en taponar la herida por la que sangra su Bolsa, pero no lo consigue. El índice Shangái ha cedido un 3,4% y el Shenzen se deja un 3%. Eso a pesar de que las instituciones financieras estatales siguen comprando acciones en Bolsa y de que el BancoPopular de China ha inyectado esta semana en el sistema 150.000 millones de yuanes, unos 20.950 millones de euros, a través de préstamos a corto plazo para su banca.

IBEX 35 8.274,40 0,02%
El índide de Shangái sigue a la baja ampliar foto
El índide de Shangái sigue a la baja

Como explican desde Link Securities, esta frenética actividad de las autoridades chinas para proteger su mercado “ha incrementado la preocupación entre los inversores sobre el estado de la economía del país asiático y de su sistema financiero”. China es el riesgo número uno para el 52% de los gestores de fondos consultados por Bank of America Merrill Lynch.

Más optimista se muestra Tomás García–Purriños, de Morabanc AM, quien cree que“la historia indica que las autoridades chinas han tenido éxito en estimular la economía y parece que todavía quedan suficientes herramientas, por lo que damos una mayor probabilidad a un escenario de aterrizaje suave de la economía china que a uno brusco”.

2. Las divisas asiáticas, tocadas.

La devaluación del yuan acordada por el banco central del gigante asiático la semana pasada sigue perturbando a las divisas emergentes. Hoy, el movimiento más significativo llegó desde Kazajistán, donde sus autoridades han liberalizado el sistema de fijación del tipo de cambio, lo que ha provocado que su moneda, el tenge, pierda cerca de una cuarta parte de su valor. Este país sufre también por el desplome del petróleo, puesto que es la ex república soviética que más crudo produce (tras Rusia). 

El índice que reúne a las 10 mayores divisas de Asia salvo el yen marcan nuevos mínimos en seis años ampliar foto
El índice que reúne a las 10 mayores divisas de Asia salvo el yen marcan nuevos mínimos en seis años

El movimiento de Kazajistán reaviva el temor a una guerra de divisas de los países asiáticos para relanzar sus exportaciones .Hoy, la mayoría de las monedas emergentes a vuelto a depreciarse. El peso chileno baja un 0,9% frente al dólar; el rublo ruso, un 0,8%; el peso mexicano, un 0,6%; el peso filipino, un 0,5% y el ringgit malayo, otro 0,5%.

3. Caídas bursátiles.

Las aguas bajan revueltas en los mercados e impiden a las Bolsas dar por concluida corrección emprendida en las últimas sesiones. El Ibex 35 descience  otro 1,81% hasta los 10.587 puntos. Desde un punto de vista técnico, además, el selectivo español entra en un terreno peligroso. “Tras perder hoy niveles de soporte intermedios como podrían ser los 10. 654 puntos, esta fase de corrección del índice sugiere la vuelta al origen del último subtramo alcista en los 10.316 puntos (suelo de julio), cota que conviene vigilar ya que por debajo podría dirigir los precios a referencias de largo plazo en el entorno de los 9.600 o los 10.000 puntos”, aporta Rodrigo Prieto, de Noesis.

Solo Acerinox (+0,19%) e Indra (+0,15%) cierran con alzas, mientras que Gamesa cede un 10,1%.

Una vez más, han sido los índices con más compañías exportadoras los que más han sufrido. El Dax alemán desciende un 2,5% y cotiza en su nivel más bajo desde julio. El Cac francés cae un 2,1% y el Footsie británico, un 0,5%.

Martin Skanberg, gestor de fondos de renta variable europea de Schroders, cree que se seguirán resintiendo los sectores del lujo y los automóviles, que son los más dañados en el parqué por la tormenta china. Las empresas de recursos básicos, muy tocadas, rebotaron ayer levemente.

4. Debilidad del petróleo

El barril de petróleo Brent cae a mínimos de 2009 ampliar foto
El barril de petróleo Brent cae a mínimos de 2009

Esta vez sí. El barril de crudo Brent llevaba semanas rondando sus mínimos de enero, que lo eran también desde 2009. Hoy lo ha hecho, aunque por la tarde se ha repuesto. Baja un 0,2% hasta los 47 dólares. El West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanza un 0,7% hasta los 41 dólares. El último detonante de este descenso fue el incremento de las reservas semanales de crudo enEstados Unidos.

El declive del yuan y el menor crecimiento chino han tenido graves consecuencias en el mercado, entre ellas la caída de las materias primas por el temor a una menor demanda desde el gigante asiático. El índice de materias primas de Bloomberg revalidó ayer nuevos mínimos desde febrero de 2002. Todas las commodities siguen de capa caída. En lo que va de año, el cobre, del que China representa el 45% de la demanda mundial, cede un 20% hasta su nivel más bajo en seis años. Las caídas en las materias primas alcanzan también a la plata, que cae un 13%, desde mayo, el platino (–15,5%) o el paladio (–22%), entre otros.

5. Incierta resaca de la Fed

Las actas de la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed publicadas ayer por la tarde, ya con las Bolsas europeas cerradas, ha añadido más incertidumbre al mercado. El organismo presidido por Janet Yellen constató en ese encuentro la buena marcha del mercado laboral, pero también mostró su inquietud por las presiones a la baja para la inflación que supone la caída de los precios de las materias primas. En resumen, nadie tiene claro si la Fed elevará el precio del dinero en su reunión de septiembre.

Los expertos de Barclays creen que “los datos macroeconómicos siguen siendo consistentes con una normalización monetaria en septiembre y pensamos que así será, aunque la caída de las materias primas y el deterioro de las perspectivas internacionales añaden nuevos riesgos”. Desde Nomura creen ahora más probable que el banco central estadounidense suba los tipos de interés en diciembre. Según los analistas del banco de inversión japonés, las actas publicadas ayer “no suenan como si Fed tuviera activado el piloto automático del alza de tipos”.

Mientras, los expertos de Morgan Stanley señalan que “la continuada debilidad de las materias primas añade presión a la subida de tipos y aumenta la posibilidad de cometer un error de política monetaria”.

Es coherente con la idea de que Yellen podría esperar la caída del dólar (el euro sube  hasta las 1,119  unidades del billete verde) y la bajada de la rentabilidad de la deuda soberana estadounidense (el treasury a diez años pasa del 2,19% al 2% tras conocer las actas). Pero no cuadran con esta lectura las caídas del 2% en Wall Street (el Nasdaq registró un recorte del 2,8% y se anotó su peor sesión desde el mes de abril). El Dow Jones de industriales ha entrado en terreno negativo del año (cede un 4,65%), al igual que el selectivo S&P, que cae un 1%, con los descensos de las últimas jornadas.

6. Mercado de deuda

De momento, la deuda soberana española se libra de las turbulencias en China. El interés del bono a diez años sigue en el entorno del 1,99%, pero la prima de riesgo suber a los 141 puntos básicos. 

Normas
Entra en El País para participar