La patronal Astic critica la redoblada apuesta de Fomento por el ferrocarril

El transporte esgrime un mandato de la ONU para urgir inversión en carretera

Camiones circulando por una autovía española.
Camiones circulando por una autovía española.

Los transportistas de Astic aprecian como un “hecho histórico” que la ONU materializara meses atrás en un mandato la importancia del transporte en el crecimiento sostenible de los países e introdujera su desarrollo en la agenda de prioridades. Y han hecho suyo el contenido de ese memorándum, en defensa de mayor atención a la carretera, en plena tramitación de los Presupuestos Generales para 2016, en los que Fomento dedica el 54% de su partida de inversión a potenciar el ferrocarril, por un 23% que se va a carreteras.

Las recomendaciones de Naciones Unidas, intentando concienciar a los países de la necesidad de modernizar infraestructuras y apostar por la intermodalidad, emanan de la Asamblea General del 19 de diciembre de 2014. Con el papel en la mano, Astic urge mayor esfuerzo en conservación, seguridad y modernización de viales en España; la supresión de cuellos de botella; la mejora de los cruces fronterizos, o la búsqueda de financiación para llevar a cabo estas medidas.

La organización supranacional del sector, International Road Transport Union (IRU), que también tilda de “histórica” la determinación de la ONU, ha animado a las asociaciones que la componen a meter presión en cada uno de los países en defensa del camión como medio de transporte. Astic ha sido la primera que actúa en este sentido, aprovechando la citada tramitación presupuestaria y de las próximas Elecciones. Sus responsables aseguran que la resolución “recoge, en buena medida, las claves que definen los objetivos y retos de la asociación en los últimos años y en el futuro”. De este modo, la han convertido en “piedra angular” de su estrategia.

Freno a los peajes

Huelga en Renfe

CC OO ha reaccionado con una convocatoria de paro en Renfe a la comparecencia del presidente, Pablo Vázquez, en la Comisión de Fomento del Congreso para detallar los presupuestos de 2016. La central señala la ausencia de “proyecto de un ferrocarril público fuerte y con futuro”. Se pide un plan de nuevas contrataciones y el retrasos de la liberalización. La huelga ha sido fijada el 4 de septiembre.

Al margen de sentirse marginados por las políticas de inversión del Gobierno, los transportistas han venido quejándose a lo largo de este año por la presión fiscal con el fin de frenar cualquier iniciativa que persiguiera instaurar el pago de peajes en autovías. Al respecto, miembros del PSOE preguntaron el miércoles en sede parlamentaria sobre la instauración de posibles peajes blandos en carreteras gratuitas de alta capacidad. Altos cargos de Fomento aseguraron que está absolutamente descartado en la recta final de esta legislatura.

España cuenta con 104.000 empresas de transporte de mercancías, la mayoría con menos de tres camiones. Desde el Gobierno se están lanzando políticas para paliar tal atomización y hacer más competitivo el sector frente al resto de Europa. Al mismo tiempo, desde el Ministerio de Fomento no se oculta el reto de elevar la cuota de participación del tren en la movilidad de la carga hacia los puertos y la que va rumbo a Europa por la frontera. La cuota actual del ferrocarril en mercancías es del 4% en España.

Según datos de la CEOE, el sector del transporte pesa un 4,8% en el PIB español y copa un 4,4% del empleo. Desde Astic se resalta el aumento de las matriculaciones en 2014 en correlación con la mejora económica. Los 16.600 nuevos vehículos industriales representan un alza del 23% respecto a las matriculaciones de 2013.

Fomento bonifica el abandono de licencias

La Secretaría General de Transporte, dependiente del Ministerio de Fomento, lleva en los presupuestos para 2016 una partida de 13 millones de euros para incentivar el abandono de licencias de transportista que operen un solo camión. La iniciativa, que la titular de la Secretaría, Carmen Librero, califica de “ayuda al abandono”, persigue reordenar el transporte por carretera en busca de empresas de mayor calado.

En este sentido, también ha ido la controvertida medida de otorgar licencias de transportista únicamente a aquellas empresas que presenten un mínimo de tres camiones. Una decisión que fue puesta en tela de juicio por la CNMC, por cuanto limita el nivel de entrada en esta actividad de negocio. La iniciativa fue vista por buena parte del sector como un golpe a los autónomos.

Otra línea del presupuesto de Fomento, relacionada con el transporte por carretera, incluye 45 millones de euros para continuar con la política de bonificación de peajes. En esta partida están incluidos 5 millones para el nuevo plan de desvío voluntario de tráfico pesado.

La prueba piloto se está llevando a cabo desde el inicio de este verano en seis tramos de carretera, con un total de 318 kilómetros, y el Gobierno espera que beneficie a más de 1.300.000 vehículos pesados. La intención del ministerio es bonificar a los transportistas hasta el 50% de la tarifa, consiguiendo descongestionar la red convencional, reanimar el tráfico de pago y dotar de mayor eficiencia al sector del transporte.

Los tramos en los que se aplica este son Villalba-Villacastín; Dos Hermanas- Jerez Norte, Lleida-Montblanc; Rubena-Armiñón, Puxeiros-Porriño y León-Campomanes.

Normas