Espera un resultado positivo de 4,9 millones de euros

Renfe prevé lograr en 2016 el primer beneficio de su historia

Viajeros de un tren AVE de Renfe.
Viajeros de un tren AVE de Renfe. EFE

Renfe prevé lograr en 2016 el primer beneficio de su historia, que estima en 4,9 millones de euros, gracias a la contribución del AVE y al plan estratégico que la compañía puso en marcha comienzos de este año, según anunció el presidente de la compañía, Pablo Vázquez.

El presidente de la operadora asegura que se trata de un “objetivo alcanzable”, dado que la compañía ferroviaria ya prevé recortar a la mitad sus 'números rojos' en el presente ejercicio, que se situarán así en unos 100 millones de euros al cierre de 2015. La compañía espera acabar el presente ejercicio con una mejora del 50% respecto al resultado presupuestado. 

Durante su comparecencia en el Congreso, el presidente de Renfe destacó que el servicio de Alta Velocidad “aportará un importante beneficio a la compañía” el próximo año. “El AVE bien gestionado no sólo puede, sino que debe ser rentable”, aseguró Vázquez.

Para el próximo año, Renfe ingresará 3.490 millones de euros y tendrá unos gastos de explotación de 3.107 millones, lo que resultará en un ebitda de 383 millones de euros, un 42,7% mejor que el previsto para final de 2015. El ebitda de este año también mejorará con respecto al ejercicio anterior, en concreto, un 25%, según la compañía. 

La partida más importante de los gastos de explotación en 2016 corresponderá a los cánones ferroviarios hasta una previsión de 674 millones de euros (22%). Esta partida, que ha crecido un 83% desde 2011, empieza a ser absorbida progresivamente en los últimos ejercicios de la empresa.

La empresa ferroviaria ha anunciado para el próximo ejercicio una inversión de 372 millones de euros. Esta cuantía irá destinada a la mejora de los servicios de más de 100 estaciones de Cercanias (110 miillones), a la modernización del material rodante y a la seguridad en la circulación. 

Crecimiento en todas las divisiones

El Grupo también prevé una mejora del resultado para 2016 de todas las divisiones que engloba. Los ingresos de Renfe Viajeros crecerán un 7,9% hasta los 2.919 millones de euros, de los cuales 2.184 millones corresponderán a la venta de billetes. Según Pablo Vazquez se espera que la demanda en el transporte de viajeros en los servicios públicos crezca un 2,2%, mientras que la de los servicios comerciales (AVE, Alvia, Euromed, etc.), lo haga en un 10,5%. 

Los gastos de explotación de la división aumentarán un 6% con respecto a 2015, hasta los 2.601 millones de euros. La partida mayor será de cánones ferroviarios con destino a ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) por importe de 669 millones de euros. A pesar de ello, el resultado previsto para la sociedad es de 21,4 millones de euros, es decir, una mejora en 75 millones respecto a la previsión de cierre de 2015.

Para Renfe Mercancias, la empresa espera alcanzar unos ingresos de 291 millones de euros y mejorar su resultado en casi 36 millones (un 78%) para situarse en -10 millones de euros. Además, tiene previsto una inversión para la modernización de locomotoras y vagones de 8,3 milones. 

Con respecto a Renfe Fabricación y Mantenimiento, se esperan unos ingresos de 725 millones de euros y su resultado se sitúe entorno a los -8 millones de euros. La sociedad dispondrá del nuevo taller de mantenimiento de Valladolid, con unas instalaciones de más de 180.000 metros cuadrados. Por último, la actividad de Renfe Alquiler de Material Ferroviario dependerá de la fecha de entrada del posible nuevo operador ferroviario, según el proceso liderado por el MInisterio de Fomento. Cuenta con material rodante para servicios de mercancías y viajeros a disposición del mercado y espera alcanzar una cifra de ingresos de 21,8 millones de euros y un EBITDA de 12,4 millones en 2016. 

Normas