La reforma constitucional, aplazada para la próxima legislatura

Rajoy da por hecho un pacto PSOE-Podemos tras las generales

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención ante los medios en la visita que ha realizado esta mañana al Claustro barroco de San Rosendo de Celanova (Ourense).
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención ante los medios en la visita que ha realizado esta mañana al Claustro barroco de San Rosendo de Celanova (Ourense). EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró en una visita al ayuntamiento ourensano de Celanova, tras recorrer parte de las obras de entrada del AVE en Galicia, que no tiene “ninguna duda” de que si PSOE y Podemos obtienen suficientes diputados en las próximas elecciones generales pactarán para gobernar. A su juicio, los socialistas han perdido la “centralidad” política.En este sentido, Rajoy recordó que ambas formaciones dieron “buena prueba” de sus intenciones al pactar en varios ayuntamientos y comunidades: “En Madrid, el PSOE le ha dado la alcaldía a Podemos; en Zaragoza, el PSOE le ha dado la alcaldía a Podemos, y quien ha ganado ha sido el Partido Popular”, reprochó.

Asimismo, dio por hecho que PSOE y Podemos también contarán con “algunos partidos nacionalistas o de extrema izquierda” en su intención de llegar a La Moncloa. “Evidentemente lo van a hacer”, auguró, sin dejar de hacer hincapié en que así ha ocurrido “donde han podido hacerlo” tras los últimos comicios municipales y autonómicos.
En este escenario, a su juicio, el debate que se presenta en España de cara al futuro es “si va a gobernar la moderación o van a gobernar otros”. De esos “otros” a los que aludió sin mencionarlos explícitamente, recordó Mariano Rajoy que “ya se sabe” a dónde han conducido al país sus políticas económicas.


Además, el presidente pospuso cualquier movimiento en el asunto de la reforma de la Constitución hasta la próxima legislatura. Rajoy dijo que la reforma de la Constitución es un asunto “difícil y delicado” en el que se necesita saber “qué se quiere hacer, sentarse para tener el máximo consenso posible y buscar el momento”. “Ahora no es el momento, estamos al final de la legislatura. Las posibilidades de que haya un acuerdo mayoritario hoy no están ahí”, explicó Rajoy, antes de dejar claro que en la próxima legislatura se podrá hablar “sin ninguna duda” de esta reforma.


Sobre el proceso catalán, el presidente sumó a la tensión propia del momento preelectoral que “en Cataluña hay quien está planteando, y no desde un partido político, sino desde la Generalitat, la liquidación del principio básico de la Constitución”. En este sentido, afirmó que mientras él sea presidente del Gobierno no va a hablar de la “liquidación” de la soberanía nacional, ya que “lo que sea españa lo deciden los españoles y no una parte de ellos”. Advirtió además que hay aspectos que su partido “no va a acepta nunca, como que se ponga en tela de juicio la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad, la libertad o los derechos fundamentales”. “No aceptaré que se ponga en tela de juicio la unidad de España y a partir de ahí se puede hablar”, agregó.


La portavoz del Comité Electoral del PSOE, María González Veracruz, repondió a las críticas señalando que, su secretario general, Pedro Sánchez, “no tiene cara de radical” y, según ella, “es el candidato más presidenciable para las generales”. “Los ciudadanos dan poca credibilidad a la idea de que el PSOE es radical”, destacó Veracruz en declaraciones a Cuatro, donde calificó de “exageraciones que los ciudadanos no se tragan” a los últimos ataques del PP hacia los socialistas. Entre ellos, se refirió a las declaraciones de “catástrofe de dimensiones bíblicas” que dijo el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, al ser preguntado por el supuesto pacto entre PSOE y Podemos. Según la diputada socialista por la Región de Murcia, esta cita “evidencia el nerviosismo del PP”.
Por otro lado, Veracruz también reprochó al partido del Gobierno por “hacer campaña electoral” al traer al Congreso de los Diputados la votación sobre el tercer rescate a Grecia. “Ocultaron el rescate a España, pero deberían haberlo traído al Congreso”, subrayó.

Normas