Editorial

España, zona aérea ‘low cost’

La positiva evolución del tráfico internacional en los aeropuertos españoles en lo que va de año es reflejo de la buena marcha del turismo, que se encamina a un nuevo ejercicio récord. Pero los datos de los siete primeros meses del año confirman además una tendencia que parece imparable: el constante crecimiento de las aerolíneas low cost en España. Las compañías de bajo coste son las que más están aprovechando la buena marcha de la actividad y en el mes de julio, que marcó un dato histórico de visitantes, ya transportaron más de la mitad de los viajeros (un 50,7%), con un aumento del 7,9% sobre el mismo mes de 2014. En el acumulado anual se hicieron con el 49,4% del mercado, tras crecer un 9,7%, con Ryanair a la cabeza, seguida de Vueling y Easyjet. Y eso, mientras las compañías tradicionales también crecían, según Turespaña, aunque a ritmos mucho más moderados. Esto indica que España se consolida como zona aérea de bajo coste a pesar de que las compañías tradicionales han mejorado sensiblemente su situación. Es el caso de Iberia, que ha registrado incrementos notables tanto en el primer mes de la temporada alta estival como en el acumulado anual, una evolución a la que no es ajena la importante recuperación de Madrid como destino turístico.

Normas