Decálogo para la conducción eficiente de Galp

Cómo optimizar la potencia del coche y los viajes estivales

Estación de servicio Galp.
Estación de servicio Galp.

Reducir el consumo de combustible y preparar los viajes de verano por carretera son algunos de los consejos que forman parte del decálogo elaborado por Galp Energía para obtener la máxima potencia del motor.

La máxima eficiencia en los motores de gasolina se consigue al iniciar el movimiento justo después del arranque. Con motores diésel, en cambio, Galp Energía recomienda esperar unos segundos.

Además, es recomendable utilizar la primera marcha solo para el arranque y pasar rápidamente a la segunda marcha. En esta línea, en motores de gasolina se debe procurar cambiar de marcha entre 2.000 y 3.500 revoluciones, mientras que con motores diésel se alcanzará una conducción eficiente entre las 1.500 y 2.000 revoluciones.

Asimismo, recomienda circular siempre en el rango del par motor máximo para conseguir una mayor eficiencia y evita acelerar y frenar de manera continuada para tratar de mantener una velocidad uniforme durante el recorrido.

En este sentido, se debe frenar de forma suave reduciendo de marcha lo más tarde posible y apagar el motor en cualquier parada en que el vehículo esté detenido más de un minuto.

Por seguridad, aconseja mantener siempre la distancia de seguridad para evitar maniobras bruscas y anticipar frenazos en carretera a alta velocidad. Además, es importante emplear un combustible que favorezca el máximo rendimiento del motor y la buena calidad del aceite es crucial para un buen mantenimiento del coche.

10 consejos para el viaje

Antes de comenzar el viaje, Galp Energía recomienda planificar la ruta sobre un mapa o con la ayuda de un GPS, así como comprobar el buen estado de las carreteras para adaptar el modo de conducción y la viabilidad del itinerario.

Durante el trayecto, estar relajado y descansado ayudará a mantener la atención y la concentración al volante y, por tanto, la seguridad, unidos al respeto de los límites de distancia, velocidad y señalización.

Además, en una época en la que los atascos son comunes en verano, es necesaria la paciencia y la búsqueda de alicientes, como la música, que puedan ayudar a sobrellevarlos. En este sentido, una temperatura agradable retrasa la sensación de fatiga, por lo que se recomienda que el vehículo este entre los 19 y los 24 grados.

Si el viaje supone una larga distancia, es aconsejable parar cada dos horas para descansar, comer o realizar algunos estiramientos.

Para la seguridad de todos los pasajeros, se debe comprobar que todos los ocupantes llevan puesto el cinturón de seguridad y, en caso de viajar con niños, que las sillas están instaladas correctamente y los arneses bien ajustados.

Antes y durante el trayecto, se deben evitar las comidas copiosas y el alcohol. Asimismo, es importante elegir una ropa cómoda y unas gafas de sol adecuadas.

Normas