Se ha depreciado un 4,5% en tres días

China da por cerrado el ajuste de la cotización del yuan tras una caída del 4,7% en tres días

Sede del Banco Central de China, en Beijing.
Sede del Banco Central de China, en Beijing. REUTERS

El Banco Popular de China (central) dio hoy por concluido el ajuste en el valor del yuan, después de rebajar durante tres jornadas consecutivas el tipo de cambio de referencia de la divisa asiática. En un comunicado, la autoridad monetaria señaló que no hay base para más caídas de la moneda, que acumula un 4,7% en tres días, y que vigilará movimientos "anormales" en los flujos monetarios.

En esta misma línea se pronunció Zhang Xiaohui, asistente del gobernador del banco central, en declaraciones citadas por la agencia oficial Xinhua: la reducción de la "brecha" entre el tipo de cambio de referencia fijado por las autoridades y su cotización real en el mercado está "básicamente completada".

La autoridad monetaria china anunció este martes una reforma del sistema cambiario para ligar al cotización del yuan al tipo de cambio de mercado y abrió así la puerta a la depreciación. Esta madrugada ha confirmado que el cambio de política es definitivo: "China se ha retirado de la intervención regular en el mercado", aseguró en una rueda de prensa Yi Gang, sobgobernador del Banco Central y responsable de la Administración del Mercado de Divisas.

Gang, no obstante, añadió que se podrán poner en marcha operaciones de gestión del tipo de cambio en episodios de extrema volatilidad.

El yuan está controlado por el Gobierno chino, que fija diariamente su tipo de cambio de referencia (llamado paridad central) y autoriza que en el mercado se produzcan fluctuaciones en su valor de hasta un máximo de un 2% (al alta o a la baja). Al establecer hoy la paridad central de la divisa china, el Banco Popular rebajó un 1,11% su valor, tras las revisiones a la baja de un 1,62% del miércoles y de un 1,86% del martes, y lo situó en 6,401 yuanes por dólar.

El banco central justificó su reforma en el sistema cambiario alegando que la paridad central del yuan se había "desviado" en los últimos meses de las expectativas del mercado, con lo que apuntó a una posible sobrevaloración de su divisa que estaba perjudicando a la economía china.

Con el nuevo mecanismo, los operadores tienen que enviar los precios teniendo en cuenta el cierre del día anterior, la relación entre la oferta y la demanda y los cambios en otras divisas, según explicó Yi en un poco habitual encuentro con la prensa. China, de este modo, operará ahora con un tipo de cambio flotante aunque sujeto a intervención, y el Banco Central promoverá que los precios oficiales consistentes con los precios de mercado.

Además, el emisor defendió que el nuevo mecanismo responde más a las variaciones de la oferta y la demanda en el mercado que el anterior, con lo que supone un paso hacia la liberalización de la segunda economía mundial.

Normas