La CE responde defendiendo la transparencia del tratado

Wikileaks ofrece 100.000 euros a quien filtre el TTIP

El fundador de Wikileaks, Julian Assange.
El fundador de Wikileaks, Julian Assange.

La web de publicación y análisis de documentos secretos WikiLeaks ha ofrecido una recompensa de 100.000 euros a quien le filtre el Tratado Trasatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) entre Estados Unidos y la Unión Europea, cantidad que está recaudando mediante una campaña de crowdfunding.

La Comisión Europa aseguró que no tiene “ninguna reacción en particular” sobre el lanzamiento de esta campaña, aunque defendió la “transparencia” de las negociaciones en torno al tratado.

La recompensa por lo que define como el “secreto más deseado de Europa” cuenta ya con las primeras aportaciones de un conjunto de activistas y celebridades de elevado perfil procedentes tanto de Europa como de Estados Unidos. Entre ellas se encuentran el exministro de finanzas griego Yanis Varoufakis, la diseñadora y activista medioambiental británica Vivenne Westwood, el periodista estadounidense Glenn Greenwald, el veterano director de cine y periodista de investigación John Pilger, el exanalista de las Fuerzas Armadas estadounidense responsable de la filtración de los papeles del Pentagono Daniel Ellsberg y el editor jefe de WikiLeaks, Julian Assange.

Sin embargo, un portavoz de la CE dijo a Efe que “estas son las negociaciones comerciales más transparentes hasta la fecha, con un esfuerzo sin precedentes de parte de la Comisión para involucrar y comunicar con la sociedad civil”. Indicó que la institución “cumple su obligación de informar a los Estados Miembros y al Parlamento Europeo”, para lo que se han introducido “cambios significativos” respecto al acceso de los eurodiputados a los documentos de las negociaciones.

Respuesta de EE UU a los BRICS

Wikileaks resalta que desde que los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) empezaron a enfrentarse a Estados Unidos en la Organización Mundial del Comercio (OMC), los políticos estadounidenses han puesto en marcha una “riada de acuerdos comerciales internacionales” fuera del marco de la OMC.

En su opinión, los tres tratados firmados tienen como objetivo reestructurar de forma “radical” las economías de los países con los que negocia y frenar el ascenso de los BRICS.

Asimismo, destaca que crean un nuevo régimen legal internacional que permitirá a las empresas transnacionales eludir los tribunales nacionales, evadir protecciones ambientales, ejercer de policía de Internet en nombre de la industria de contenidos, limitar la disponibilidad de medicamentos genéricos asequibles y reducir drásticamente la soberanía legislativa de cada país.

Wikileaks recuerda que ya ha publicado gran parte tanto el Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica (TPP por sus siglas en inglés) como el Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA) logrando batir los esfuerzos “sin precedentes” de los Gobiernos para mantenerlos en secreto.

Sin embargo, agrega que para los europeos los más significativo de estos acuerdos sigue siendo un secreto casi en su totalidad y remarca que sólo grandes empresas, y no el público general, han tenido un acceso “privilegiado” al contenido del TTIP.

Assange afirmó que el secretismo en torno al TTIP “proyecta una sombra sobre el futuro de la democracia europea”, ya que detrás del tratado se esconden intereses concretos, como se ha visto con el reciente “asedio económico contra el pueblo de Grecia”.

“El TTIP afecta a la vida de los ciudadanos europeos y coloca a Europa en un conflicto a largo plazo con Asia. Es la hora de que se acabe con este secretismo”, añadió el fundador de Wikileaks.

Normas
Entra en El País para participar