Lola Solana, gestora del fondo Santander Small Caps España

"La Bolsa europea tiene un potencial de subida del 30%"

Afirma que las buenas empresas prevalecerán "pase lo que pase en las elecciones"

Lola Solana, gestora del fondo Santander Small Caps Esapañ.
Lola Solana, gestora del fondo Santander Small Caps Esapañ.

Lola Solana es la gestora de fondos que más tiempo lleva en España al frente de un mismo producto. Ninguno de sus rivales en otras firmas ha mantenido una trayectoria tan larga gestionando un fondo de inversión. A los mandos de Santander Small Caps España lleva más de una década invirtiendo en compañías de pequeña y mediana capitalización. En este periodo vivió una primera época dorada, una huida en masa de los inversores (2008), y un renacimiento que ha llevado al fondo a superar los 300 millones de euros de patrimonio. Además, está al frente de Santander Small Caps Europa y Santander European Equity Opportunities. En total, maneja 600 millones de euros.

Con la crisis griega encauzada, por el momento, ¿cuál es su perspectiva de mercado?
Si los inversores dejan ahora su dinero en caja, la rentabilidad será cero. Si la dejan en bonos, la rentabilidad será bajísima, o incluso puedes perder. Si invierten en materias primas, viendo China y su desaceleración, tampoco la perspectiva es buena. En cambio, invirtiendo en renta variable, y especialmente europea, creo que las opciones de revalorización son claras. No sé si tardaremos en verlo seis meses, un año o tres, pero creo que tiene un potencial del 30%. Por el camino habrá volatilidad, pero el mercado acabará subiendo.

 ¿Le preocupa más la subida de tipos de la Fed o China?
La próxima subida de tipos de la Reserva Federal no me parece una amenaza muy importante, porque si la Fed toma esa decisión será porque la economía se está fortaleciendo. El problema es que la Bolsa estadounidense sigue estando cara, en relación a la europea. Mi gran preocupación en este entorno está en China. Estamos acostumbrados, desde 2005, a vivir fuertes crecimientos en China, y muy buenas expectativas empresariales. Pero ahora la confianza empresarial es mala y la Bolsa, que ha estado sostenida artificialmente, se está desplomando. China tiene un peso muy relevante en el PIB mundial, y los sectores que estén expuestos a la economía china, como materias primas, materiales o automóviles, pueden seguir sufriendo.

¿Es consistente la recuperación de la economía española?
Dentro de los mercados europeos, creo que las Bolsas de Europa continental, y especialmente la periferia, van a ir bien. Sobre todo España. España es un oasis, con el PIB creciendo cerca de un 3%, gracias sobre todo al consumo. También está tirando el comercio exterior, y la inversión. Hasta el sector constructor e inmobiliario se está recuperando. Lo más importante es que se empieza a generar empleo, y con él hay más confianza, más consumo y más turismo. Todos los indicadores así lo apuntan. Crece la inversión en publicidad. Crece el nivel de ocupación de los hoteles. Las ventas de coches...

¿Qué sectores le gustan más?
Uno de mis predilectos es el de consumo doméstico. Hay que tener en cuenta que confluyen muchos factores para que salga bien la foto. Primero, el euro se ha depreciado frente al dólar, lo que favorece las exportaciones. El petróleo está en niveles muy bajos. Los tipos de interés estarán en cero durante mucho tiempo. Esto genera un desapalancamiento y una situación financiera más saludable para los ciudadanos, y las empresas, lo que acaba repercutiendo en el consumo.

¿Cómo irán las empresas de pequeña capitalización?
Esta tipología de empresas es la que, históricamente, más alfa ha generado [revalorización, al margen de los índices de referencia]. Con series a 20 años, se descubre que compañías como Vidrala, CAF, Cie Automotive o Viscofan han generado más valor relativo que las grandes. En un entorno de crecimiento mundial anémico, creo que compañías que están en nichos de mercado lo van a hacer mejor que las grandes. El único gran riesgo es que vuelva a haber recesión, lo que provocaría que las empresas de pequeña capitalización lo hicieran peor. Pero no lo contemplamos. Además, también han hecho un esfuerzo tremendo en estos años para sanear sus balances. Ahora pasamos de un círculo vicioso, a uno virtuoso.

¿Le preocupa el escenario político de los próximos meses?
Ha habido mucho ruido, y durante alguna semana hubo cierta parálisis de inversiones por el miedo a un vuelco electoral. El mercado olvidó un poco los datos fundamentales de las compañías y se movió por miedo. Pero creo que las modas políticas pasan. La situación política se normalizará, aunque haya más fragmentación. Al final, pase lo que pase, las compañías buenas saldrán adelante.

Un año después del ‘caso Gowex’

Lola Solana recuerda la semana en que explotó el caso Gowex como si fuera ayer, aunque ya ha pasado algo más de un año. “Estábamos invertidos. Conocía la compañía, vi que iban creciendo, que generaban caja, y decidí entrar. Los gestores parecían razonables, cumplían sus planes…”, explica. Todo el castillo de naipes que había construido el fundador de la compañía, Jenaro García, empezó a venirse abajo cuando apareció el informe de Gotham City, donde se denunciaba que las cuentas de la compañía eran irreales. “El día siguiente tenía una reunión con el consejero delegado de Gowex, pero decidí deshacer toda la posición inmediatamente, sin llegar a escucharle, aunque las acciones había caído ya un 40%. El informe me puso en evidencia muchas cosas. Vendí todo, y aunque él negó cualquier irregularidad y me aseguró que todo se iba a arreglar… a los dos días acabó confesando que había falseado las cuentas”. Solana reconoce que sus fondos sufrieron pérdidas por la apuesta por Gowex, pero al menos consiguieron limitarla gracias a la decisión de vender cuanto antes. Además, la posición de la compañía en el conjunto del patrimonio del fondo era del 1%. ¿Podría repetirse algo parecido. “Si alguien te quiere engañar, te puede engañar, tanto en una inversión como en la vida personal. El fraude es algo innato al ser humano. Asumo que no será la última vez que me pilla un fraude en cartera. Ahí está la pericia del gestor para que esto te ocurra el menor número de veces”.

Normas