El selectivo cierra plano la semana y cae un 0,67% en el día

El Ibex 35 se congela y el petróleo se desploma

El dato de empleo en EE UU no despeja dudas sobre la subida de tipos

El crudo sigue a la baja y se acerca a sus mínimos desde 2009

Un peatón en una calle de Tokio.
Un peatón en una calle de Tokio. REUTERS

El mercado ha ofrecido estos últimos cinco días una demostración de lo que sucede cuando la referencia más importante de la semana llega el viernes por la tarde. Y más cuando esa semana es de agosto. Indecisión y escasos movimientos en la mayor parte de las sesiones a la espera del dato mensual de empleo en Estados Unidos. Y, en este caso, más indecisión y más escasez de movimientos tras su publicación, porque la cifra ha estado en línea con lo esperado, de forma que los inversores no han despejado las dudas que han arrastrado durante toda la semana. El Ibex 35 cede un 0,67% en la sesión y sube apenas dos puntos en la semana hasta los 11.178,2 puntos.

Estas han sido las claves de la semana.

1. Paro en Estados Unidos

La primera economía del mundo creó 215.000 empleos el mes pasado, algo por debajo de lo que esperaba el mercado. El resto de indicadores del informe de empleo como la tasa de paro (5,3%) o el salario por hora se mantuvo estable.La cifra, por tanto, no anticipa que la Reserva Federal (Fed) vaya a subir los tipos en su reunión del 17 de septiembre, como habría ocurrido en caso de que la creación de empleo hubiera sido mayor, pero tampoco permite descartarlo, pues el mercado laboral estadounidense sigue mostrándose fuerte.

Las Bolsas europeas anotaban leves caídas antes de que se conociera el dato y así han seguido  tras conocerlo. En Wall Street la apertura ha sido también en rojo, reflejo del temor persistente entre los inversores ante el futuro cambio de política monetaria de la Fed.

Ni en el mercado de divisas, donde el euro se ha apreciado algo hasta los 1,09 dólares, ni en el de deuda, donde la rentabilidad del bono estadounidense a diez años pasa del 2,22% al 2,18%, se ha reaccionado con demasiada contundencia a la cifra de empleo. En resumen, si alguien confiaba en que el dato sacara de dudas al mercado, tendrá que seguir esperando, aunque la lectura más extendida es que la subida de tipos puede estar más cerca. 

2. Malos datos macroeconómicos

A los inversores tampoco les ha convencido esta semana la publicación de referencias macroeconómicas. Hoy ha decepcionado la caída de la producción industrial en Francia y Alemania. Para colmo, las cifras de actividad empresarial de China siguen reafirmando el enfriamiento del gigante asiático.

3. Buena temporada de resultados corporativos

Hasta aquí, los motivos de inquietud para las Bolsas. Del lado de los estímulos sobresale la temporada de resultados corporativos, que está batiendo expectativas en el Viejo Continente. Enric Galí, analista de Morabanc AM, indica que “los resultados en Europa de este segundo trimestre tanto a nivel de ingresos como a nivel de beneficios están siendo bastante alentadores y la proporción de empresas que están batiendo las estimaciones de beneficios es de las mejores desde 2009”.

IBEX 35 8.036,40 -1,06%

Con este panorama, esta semana, según datos de Citi, han entrado 714 millones de dólares en fondos de Bolsa y 2.000 millones en fondos de renta fija. Por regiones, han salido 2.800 millones de los mercados emergentes y 4.300 de EE UU, mientras que han entrado 3.300 en Bolsa europa y 2.600 enJapón.

4. Leve repunte del interés de la deuda

En el mercado secundario de deuda, el interés del bono español a diez años despide la semana en el 1,98% y la empezó, aunque con un cambio de bono de referencia de por medio, en el 1,84%. La prima de riesgo asciende a los 132 puntos básicos desde los 119.

5. La Bolsa griega cae un 15,1% semanal

Cinco semanas después del cierre, la Bolsa griega reabrió sus puertas el lunes. Lo hizo con la mayor caída de su historia (–16,1%).Durante el resto de la semana, el parqué ateniense ha ido de menos a más.En la sesión del viernes repuntó un 1,45%, aunque el balance semanal es negativo al descender un 15,1%.

También la banca se ha recuperado ligeramente en las últimas sesiones pero, aun así, NationalBank of Greece se deja un 51% en la semana, Piraeus Bank, un 64%; Alpha Bank, un 62% y Eurobank, un 61%.

Precisamente la recapitalización del sistema financiero griego es uno de los asuntos centrales de las negociaciones que han mantenido esta semana los representantes del Gobierno heleno y de la troika en Atenas. Hoy, la portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, ha dicho que Bruselas decidirá como tarde el lunes si cierra el rescate a Grecia antes del 20 de agosto o aprueba un crédito puente para el país.Ese día, el país tendrá que hacer frente a un vencimiento de deuda con el BCE, de ahí la necesidad de alcanzar una financiación puente para Atenas con anterioridad.

6. El petróleo sigue bajando

 El petróleo acelera su descenso y cada día se acerca más a los mínimos de seis años que tocó a comienzos de año. El barril de petróleo Brent, que sirve de referencia en Europa, desciende un 6,6% esta semana, la peor desde marzo. Encadena ya seis semanas consecutivas de caídas hasta los 48,6 dólares, apenas un 5% por encima del suelo de enero.

El exceso de oferta en el mercado, que Goldman Sachs cifra ya en dos millones de barriles al día, sigue presionando a la baja al crudo. Una realidad que no tiene visos de cambiar y que incluso podría agravarse por el final de las sanciones de Occidente a Irán, que aumentarán el exceso de petróleo.

7. El oro se estabiliza

El crecimiento de China y la fortaleza del dólar por la proximidad de la subida de tipos en Estados Unidos está dañando al resto de las materias primas. El oro se salva hoy s por la mínima de encadenar siete semanas de caídas por primera vez desde 1999. Al final avanza un 0,14%. Desde mayo, el metal precioso desciende un 11% y cotiza en el entorno de los 1.090 dólares, su nivel más bajo desde hace cinco años. Los menores temores geopolíticos en el mercado también están jugado en contra del oro, tradicional valor refugio en periodos de grandes turbulencias.

El resto de materias primas continúa su espiral bajista al compás del oro. El cobre, que cotiza en mínimos de cinco años, desciende un 1,7% en la semana; el aluminio, un 3%; el zinc, un 4% y el estaño, un 5%. China es el mayor importador mundial de commodities y su frenazo económico les impide levantar cabeza.

Normas
Entra en El País para participar