El sindicato USCA suspende la acción sindical en agosto

Vuele tranquilo, ya no habrá huelga de controladores

Vuele tranquilo, ya no habrá huelga de controladores

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) ha decidido suspender temporalmente la acción sindical en el mes de agosto para no afectar a los pasajeros durante su descanso estival, a pesar de la nula voluntad de ENAIRE para dialogar con el colectivo y alcanzar una solución negociada.

El sindicato convocó 4 jornadas de paros parciales en junio (los días 8, 10, 12 y 14) y otras tantas en julio (11, 12, 25 y 26) para pedir el archivo de las 61 sanciones impuestas en el ACC de Barcelona por el cierre del espacio aéreo en 2010 y la readmisión del controlador despedido en el TACC de Santiago, Marco Antonio Enríquez, por los mismos hechos.

Según un comunicado del sindicato profesional, "desde la convocatoria de las protestas, ENAIRE ha demostrado su falta de voluntad para llegar a un acuerdo negociado, su falta de responsabilidad para resolver el conflicto y su desinterés por los perjuicios que los paros puedan causar en los usuarios del transporte aéreo."

Ante esta situación, USCA consciente de la importancia del tráfico aéreo en el turismo, motor de la reactivación de la economía española, y para evitar molestias a los pasajeros en plena temporada estival, ha decidido suspender temporalmente la acción sindical, sobre cuya reanudación decidirá en el mes de septiembre para conseguir sus legítimas reivindicaciones.

 El sindicato considera inadmisible la negativa de ENAIRE a la búsqueda de una solución acordada para la readmisión de Enríquez, ya que el tribunal de instrucción encargado de la causa penal sentenció que eran falsos los argumentos en que la empresa fundamentó su decisión de despedirlo.

 De igual modo, USCA tida de "incomprensible la decisión de ENAIRE de mantener las 61 sanciones después de que el juzgado que instruyó las diligencias penales determinara la ausencia de responsabilidad de los sancionados. Además, 20 juzgados de toda España han concluido de forma contundente que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores en los acontecimientos juzgados".

Así mismo explica que la Agencia Estatal para la Seguridad Aérea (AESA) notificó la pasada semana el archivo de los 61 expedientes sancionadores investigados por el organismo con motivo de los hechos de los días 3 y 4 de diciembre de 2010 en el Centro de Control de Gavá. La AESA concluyó "ausencia de responsabilidad" de los controladores con plena fundamentación y vinculación al resultado penal obtenido en el procedimiento de Gavá. Este hecho evidencia el absurdo comportamiento de ENAIRE con sus trabajadores.

 Además, ENAIRE y Fomento han vulnerado el derecho fundamental a la huelga del colectivo con la imposición de un 70% de servicios mínimos en los paros de junio, que se elevaron hasta el 80% en la huelga convocada para julio. Esto supone, además, una discriminación respecto a otros trabajadores de servicios esenciales en España y, sin duda, respecto al colectivo de controladores de otros países de la Unión Europea.

 Estos servicios mínimos decretados por Fomento han sido impugnados por USCA, ya que además de ser abusivos, fueron distribuidos de tal manera que sólo se respetó el derecho a la huelga de los controladores que no desarrollaban actividades directamente operativas.

Normas