Informe empresarial de Axesor

Miquel y Costas, rumbo firme a la diversificación

La empresa papelera Miquel y Costas es una compañía sólida, con una situación financiera saneada y un nivel óptimo de liquidez, de acuerdo con el análisis de rating de Axesor, que otorga a la empresa una calificación de BBB+ con tendencia estable. El grupo presenta una capacidad holgada para atender los compromisos de pago con vencimiento inferior a un año con los activos corrientes disponibles, sin que se prevean posibles tensiones de liquidez.

Los expertos de rating de Axesor esperan que Miquel y Costas mantenga en 2015 un nivel de ventas similar al del año pasado y que en los próximos años los márgenes y los resultados puedan ir mejorando progresivamente, a medida que vaya aumentando el volumen de ventas de la nueva factoría que la firma ha puesto en marcha en La Pobla de Claramunt (Barcelona), llamada Terranova Papers. Eso sí, la compañía está ahora ante el reto de abordar sus principales desequilibrios, entre los que sobresalen la elevada dependencia de los ingresos de la línea destinada a la industria del tabaco (más del 70% de la facturación en 2014) y una cierta concentración de las ventas en un reducido grupo de clientes, hasta el punto de que dos de ellos representaron el 18% de la facturación del grupo en 2014.

En este sentido, la propia sociedad ha anunciado que planea invertir 60 millones de euros entre los años 2016 y 2018, con el objetivo de mejorar la tecnología de sus plantas y realizar adquisiciones que la hagan crecer y reforzar su apuesta por primar el valor añadido sobre los volúmenes de producción. Respecto a estas operaciones corporativas, Miquel y Costas ha señalado que podría incluso recurrir a autocartera si fuera preciso.

La compañía necesita diversificarse, ya que el sector del tabaco está cada vez más restringido por las normativas sanitarias y las altas tasas impositivas en los países desarrollados, lo que ha desembocado en un descenso constante y paulatino del consumo de tabaco. Por eso, Axesor considera que la apertura de la nueva factoría permitirá mejorar el mix de producto y reducir la excesiva concentración del negocio, ya que la planta Terranova Papers está capacitada tecnológicamente para ampliar el rango de producción de papeles de aplicación industrial, como automoción, laminado decorativo o alimentación.

Desde Axesor se subraya el hecho de que la firma presenta un elevado nivel de capitalización, dado que los recursos propios representaban, a cierre del ejercicio 2014, el 67% del total de fuentes de financiación. La deuda financiera neta terminó el año pasado en 44,1 millones de euros, un descenso de casi el 20% frente a los 55,1 millones de 2013. La agencia de rating considera óptimo el nivel del ratio de deuda financiera neta/ebitda, situado en 1,01 veces. De igual modo, el nivel del fondo de maniobra, de 56,5 millones de euros, pone de manifiesto una situación de liquidez cómoda. Las potenciales necesidades de financiación son, en opinión de Axesor, de un rango medio/alto, pero se ven compensadas por un fácil acceso a nuevas financiaciones externas, gracias a la adecuada posición financiera del grupo.

Un elemento clave para la mejora de resultados del grupo es el de la internacionalización. En este sentido, la actividad exportadora de la empresa es elevada (solo el 16% de la facturación tiene su origen en España). La presencia en países emergentes con gran dinamismo y elevado potencial de crecimiento, como China e India, se considera desde Axesor como una oportunidad. Precisamente, en las cuentas publicadas correspondientes al primer trimestre de este año, Miquel y Costas registró un incremento interanual de ventas del 9,6%, procedente principalmente de la mejora de la gama de papeles industriales y, en particular, de las exportaciones, que mejoraron un 12,4%.

Normas