El organismo tercia en la nueva tendencia de la banca

Banco de España: no se pueden cobrar dos comisiones en los cajeros

El Banco de España envía un escrito a la la patronal bancaria

Santander, BBVA y Caixabank han anunciado que cobrarán dos euros a los no clientes

Luis María Linde, gobernador del Banco de España
Luis María Linde, gobernador del Banco de España

Santander fue el jueves la última gran entidad, tras CaixaBank y BBVA, en anunciar su intención de cobrar dos euros a los no clientes que saquen dinero de sus cajeros. Ante esta práctica, que también estudian aplicar Sabadell y Popular, y que han rechazado de momento otras entidades como Bankia, ING o Bankinter, el Banco de España emitió el viernes un comunicado para recordar que la retirada de efectivo de un cajero automático es un servicio por el que solo se puede cobrar al usuario una vez.

En concreto, el organismo gobernado por Luis María Linde señala en su nota que “la retirada de efectivo en un cajero automático constituye un único servicio de pago, con independencia de que se realice en un cajero propiedad de la entidad emisora de la tarjeta bancaria o de otra entidad”. Por tanto, añade, no es posible cobrar dos veces por este servicio. “Solo puede originar el cobro de una comisión, ya sea por la entidad emisora de la tarjeta o por la entidad propietaria del cajero”, indica el organismo supervisor.

¿Cuáles son esas comisiones? Hasta ahora, cuando un usuario sacaba dinero de un cajero de una entidad distinta a la suya, esta última cobraba una tasa de intercambio al banco emisor de la tarjeta. A su vez, este banco, por lo general, trasladaba al cliente el coste o una parte del mismo. Ahora, CaixaBank, Santander y BBVA han anunciado cobrarán directamente dos euros a los no clientes por sacar dinero de sus cajeros en lugar de aplicar aquella tasa a los bancos de los que proceden. Lo que el supervisor advierte es que una vez que el cliente ya paga esta nueva cuota, su banco de referencia no podrá aplicarles una adicional.

El pago puede ser menor que el actual

CaixaBank ya cobra dos euros a los no clientes que retiran dinero de sus cajeros y en los próximos meses lo harán Santander y BBVA. Paradójicamente, la medida podría llegar a abaratar lo que pagaban hasta ahora algunos de sus no clientes. Un cliente de Servired que sacaba más de 100 euros en cajeros 4B, por ejemplo, podía pagar fácilmente cinco euros a su propio banco que le traspasaba la antigua tasa.

El Banco de España, que en lugar de emitir una circular se limita a remitir un comunicado a las patronales de bancos (AEB), Cajas (Ceca), cooperativas (Unacc) y a las asociaciones de establecimientos financieros (Asnef) y de entidades de pago (Anaed), trata de garantizar así que no tendrán recorrido las demandas anunciadas por distintas asociaciones de consumidores que denunciaban precisamente que podía producirse una doble comisión por un único servicio.

De hecho, el aviso del Banco de España llega tan solo unos días después de que varias estas asociaciones reclamaran directamente al supervisor que actuara para evitar la implantación de esta nueva comisión, que CaixaBank ya ha puesto en marcha. Facua dijo el viernes que Linde ha actuado con poco contundencia y reclamó al organismo supervisor “multas proporcionales al beneficio extra que reporta cobrar dos veces por un único servicio”. Por su parte, la OCU considera que “a tenor de la normativa europea sobre pagos transfronterizos en euros, estas comisiones cobradas unilateralmente por los bancos podrían ser ilegales”.

Antes de conocerse esta nota del Banco de España, Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, se refirió durante la presentación de resultados semestrales del banco a la decisión de su entidad de cobrar a los no clientes por retirar dinero del cajero. “Antes, cuando un cliente de otra entidad venía a uno de nuestros cajeros a sacar dinero, le cobrábamos a la entidad emisora de su tarjeta un tasa de intercambio. Ahora, con la nueva forma de tarificación, cobramos únicamente al cliente, pero ya no repercutimos ninguna comisión al banco de la tarjeta”, explicó.

La duda pendiente es si Competencia avalará que la gran banca española decida aplicar a la vez exactamente la misma comisión por un servicio, lo que el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, defendió como una decisión “lógica” que las entidades toman al ver moverse a sus competidores.

Normas