Facturó en el primer semestre 452 millones de euros

Desigual para su crecimiento y revisa su modelo de negocio

Desigual para su crecimiento y revisa su modelo de negocio

La firma de moda Desigual, que ha cerrado el primer semestre del año con una facturación de unos 452 millones de euros, en línea con el año anterior, ha decidido levantar el pie del acelerador y revisar su modelo de negocio, hasta ahora expansivo, para preparar su próxima fase de crecimiento.

La marca, fundada hace dos décadas por el suizo Thomas Meyer, su actual presidente y consejero delegado, ha experimentado en los últimos años un crecimiento exponencial, basado en la apertura de nuevos puntos de venta en todo el mundo y en la diversificación de las líneas de negocio.

La empresa, participada por el fondo de inversión francés Eurazeo, está ahora inmersa en la elaboración de su nuevo plan estratégico, que estará listo a finales de año y que contempla una “renovación de la organización para potenciar la innovación en el producto” y “optimizar” la red de tiendas.

Esta optimización de la red comercial se realizará a través de reubicaciones de tiendas, cierres y un número limitado de aperturas, según indica Desigual en un comunicado.

En la actualidad, la marca está presente en 109 países con 548 establecimientos, más de 7.500 tiendas multimarca, 2.800 espacios en grandes almacenes y 9.000 puntos de venta de nuevas categorías.

Sólo el pasado año, la firma abrió 121 tiendas, un ritmo de crecimiento que no se repetirá este 2015, ya que Desigual tiene previsto realizar una cuarentena de aperturas, una tercera parte de las que venía haciendo en los últimos ejercicios.

Desigual quiere hacer de este 2015 un año de transición, desacelerar, revisar su modelo de negocio y prepararse para una nueva fase de crecimiento que será diferente.

Thomas Meyer, que asumió el cargo de consejero delegado el pasado mes de mayo, tras el cese de Manel Jadraque, quiere pilotar y liderar este cambio, que Desigual acometerá en un momento de fuerte solidez económica, con unos resultados que le son favorables, sin apenas deuda y con una buena posición de caja.

La compañía ha alcanzado en este primer semestre una facturación de 451,9 millones de euros -453 millones en el mismo período de 2014-, aunque el crecimiento ha sido dispar según la zona geográfica.

Mientras que Francia y España han registrado un descenso de las ventas del 4 y el 5%, respectivamente, en Alemania ha mantenido los niveles de facturación y en el mercado italiano ha crecido un 7%.

Los resultados han sido especialmente positivos en la región de Asia y Latinoamérica, con un aumento de la facturación del 24 y el 36%, respectivamente, lo que “sienta las bases para la expansión en estas áreas geográficas”, según la compañía.

En el ámbito del comercio electrónico, Desigual ya ofrece su servicio de venta online en 22 países y su página web ha recibido más de 25 millones de visitas durante el primer semestre, un 3,1% más.

El ebitda (beneficio bruto de explotación) registrado por el grupo hasta junio ha sido de 92,1 millones, un 26% menos que en 2014, debido principalmente al incremento de costes derivado de la expansión de la red de distribución, en combinación con la modernización de las ventas.

En este sentido, Desigual continuará la optimización de su red de tiendas y mantiene su plan de eficiencia de costes.

En el último semestre, la marca ha vendido 16 millones de prendas en todo el mundo a través de sus 17 canales de venta y sus ocho categorías de producto: mujer, hombre, niños, accesorios, zapatos, hogar, deporte y belleza

Normas