Si el Gobierno declara el cementerio nuclear de interés general

Castilla La Mancha dispuesta a llevar el ATC a los tribunales

Villar de Cañas, Cuenca.
Villar de Cañas, Cuenca. EFE

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha adelantado hoy que si el Gobierno central declara la construcción del ATC en Villar de Cañas (Cuenca) de “interés general” acudirá a los tribunales españoles y a la UE para “defender los intereses” de la región.

El vicepresidente del Ejecutivo autonómico, José Luis Martínez Guijarro, ha comentado en rueda de prensa las declaraciones del ministro de Justicia, Rafael Catalá, que ayer dijo que el Gobierno puede declarar de interés general la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas, si los terrenos se declaran como Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA), un trámite que ya ha iniciado el Gobierno regional.

“Doy por supuesto que si el Gobierno central toma la decisión” de declarar el proyecto del ATC en Villar de Cañas de interés general “tendrá en cuenta la normativa autonómica y europea en materia de medio ambiente”, ha considerado Martínez Guijarro.

En este sentido, ha apuntado que la protección medioambiental tendría el reconocimiento de la Unión Europea, por lo que ha señalado que “si se pretende generar una infraestructura en un área protegida de la UE, se tiene que justificar que no existe otra alternativa”.

A su juicio, “sería difícil justificar que no existe otra alternativa en España”, pues ha recalcado en varias ocasiones que la ubicación de Villar de Cañas fue la cuarta opción elegida por los técnicos como la más idónea para construir el ATC y ha recordado que la elección del municipio conquense fue “un acuerdo político” entre la expresidenta autonómica María Dolores de Cospedal y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

“Si se toma la decisión, iremos a los tribunales españoles y de la UE para defender los intereses de Castilla-La Mancha”, ha sostenido Martínez Guijarro.

Por otro lado, ha recordado que las Cortes regionales, en la legislatura de 2007 a 2011, se mostraron contrarias a la ubicación del ATC en Castilla-La Mancha y que la paralización del proyecto era uno de los puntos del programa electoral del PSOE en la región en estas últimas elecciones, que incluso firmó un pacto contra el ATC durante la campaña electoral con todos los partidos que concurrían a los comicios, excepto el PP.

Además, ha abundado en que Villar de Cañas fue el cuarto emplazamiento elegido por los técnicos de Enresa y del Consejo de Seguridad Nuclear, por lo que ha alertado de los “sobrecostes importantísimos” que podría conllevar construir el ATC en el municipio conquense.

 

Normas