La recaudación por IVA avanza un 4,7% y se reduce el déficit

El Estado ingresa lo mismo por IRPF pese a la rebaja fiscal

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda.
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. EFE

España mantiene uno de los mayores niveles de déficit público de la UE, sin embargo, el optimismo impera en el Ministerio de Hacienda, que ve como, por primera vez desde el inicio de la legislatura, el dinero que entra en caja avanza a buen ritmo y sin el efecto de aumentos tributarios. Entre enero y junio, la recaudación fiscal en términos homogéneos creció un 3,6%, según la estadística publicada ayer por Hacienda. Y, en el mismo período, el gasto público se redujo un 0,9%. En términos de contabilidad nacional, el Estado central registró un déficit hasta junio de 23.445 millones (2,13% del PIB) frente a los 26.556 millones del primer semestre de 2014.

 Esta buena evolución ha servido de justificación para aprobar este mes una rebaja adicional del IRPF, una medida que la oposición tildó de electoralista. Los datos de Hacienda muestran que el impuesto sobre la renta aportó 32.690 millones a las arcas públicas, un 0,2% más en términos homogéneos. Sin la rebaja fiscal, cuyo coste en los primeros seis meses del año alcanza los 1.464 millones, el avance sería del 4,4%. El Gobierno también rebajó el impuesto sobre sociedades, algo que ha tenido un impacto menor. La recaudación por este impuesto se incrementó un 23,5%. Un muy buen dato que se explica por “el aumento de los pagos fraccionados, consecuencia del crecimiento de los beneficios declarados en el primer trimestre”.

Por otra parte, el aumento del consumo tiene un fiel reflejo en la recaudación del IVA, que en el primer semestre aportó 14.286 millones, un 6,8% más. En términos homogéneos, corrigiendo los diferentes ritmos de devoluciones, el aumento es del 4,7%.

Por el lado del gasto público, el informe refleja que el Estado acumuló pagos por un importe de 78.968 millones, un 1,6% menos. La reducción se explica por el descenso registrado en las transferencias a las comunidades autónomas y, sobre todo, al Servicio Público de Empleo Estatal. En cualquier caso, el Gobierno defendió que sin el efecto de la devolución del 25% de la paga extra y el sobrecoste por la producción de energía eléctrica en las islas, el gasto púbico hubiera retrocedido un 1,4% hasta junio.

El Gobierno también publicó ayer el déficit hasta mayo de la Administración central, las comunidades autónomas y la Seguridad Social. El desfase alcanzó los 24.011 millones, un 3% menos que el ejercicio anterior.

La situación mejoró en todos los niveles de la Administración, sin embargo, los datos reflejan que las comunidades autónomas no podrán cumplir el objetivo de déficit público. El límite está fijado en el 0,7% y, hasta mayo, el desfase ya alcanzó el 0,5%. La Seguridad Social presenta un superávit que se tornará en déficit a medida que avance el ejercicio.

Normas