Editorial

Las farmacéuticas ganan músculo

El laboratorio israelí Teva Pharmaceutical Industries ha adquirido la división de genéricos de la irlandesa Allergan por 36.570 millones de euros para reforzar su negocio hasta una posición de liderazgo. Abonará la mayoría en dinero y entregará el 10% del capital de Teva a Allergan Generic. La empresa israelí, que como la irlandesa tiene presencia en España, pretende asegurarse su dominio en el mercado con la compra de una compañía con poderosa presencia en I+D+i, que dispone de capacidad tecnológica para centrarse en productos muy especializados.

La operación, que ha supuesto que Teva descarte la compra de su competidora Mylan, encadena una interminable sucesión de adquisiciones y fusiones en el sector de la industria farmacéutica, que ha protagonizado las mayores operaciones de concentración corporativa en los últimos años. Todas ellas tratan de fortalecer con la concentración la investigación, imprescindible para el progreso evolutivo de la industria y de la sanidad, que cada año experimenta también caducidad en las patentes. Empresas más fuertes hacen más fuerte la industria del medicamento, con una generosa presencia en España, que con una adecuada política de estímulos debería ir a más, para consolidarse como uno de los pilares de la industria del futuro.

Normas