El descenso brusco de las materias primas inquieta al mercado

¿Hasta dónde pueden seguir cayendo el oro y el petróleo?

El metal precioso por excelencia cotiza en mínimos de más de cinco años

El barril de crudo Brent cae un 13% en el último mes

Lingotes de oro.
Lingotes de oro.

Una pregunta sucede a la siguiente. Un temor toma el testigo de otro superado, o al menos atenuado.Es la ley del mercado.Siempre con alguna inquietud que impide a los inversores entregarse despreocupados a las compras. Tras alcanzarse un acuerdo entre Grecia y sus acreedores, el drama heleno ha dado paso a otra preocupación no menor, la brusca caída en el precio de las materias primas.

La debilidad en el precio de las commodities no es nueva. Hace más de un año que el petróleo emprendió un acelerado descenso que le llevó a caer un 60% desde máximos.A comienzos de 2015 se recuperó, pero ahora vuelve a las andadas, con el barril de crudo Brent en el entorno de los 55 dólares y el West Texas, de referencia en Estados Unidos, en los 48.

Al crudo le acompañan en los descensos el oro, que cotiza en mínimos de cinco años y medio, y otros metales como la plata, que baja un 8% en el último mes, el paladio (–10%) o el cobre (–9%).Solo las materias primas agrícolas escapan a una espiral bajista que ha encendido la luz de alerta en el mercado, por temor a que este descenso responda a una menor demanda mundial.

Como suele ocurrir en estos casos, semejante movimiento brusco responde a varias razones y cada materia prima cuenta con sus particularidades. Entre las causas comunes que explican este descenso los expertos señalan tres: la ralentización económica china, la previsión de que la Reserva Federal estadounidense suba los tipos de interés este año por primera vez desde 2006 y, relacionado con esta, la fortaleza del dólar, puesto que las materias primas están denominadas en la divisa estadounidense y la robustez del billete verde suele corresponderse con caídas en las commodities.

“La bajada en el precio de las materias primas está muy relacionada con China”, explica Tomás García–Purriños, de Morabanc AM. No en vano, el gigante asiático es el país más commodities importa. Por ejemplo, acapara el 50% de la demanda global de níquel, casi la mitad de la de aluminio, más de un 45% de la de cobre, un 30% de las de platino, oro y algodón... La debilidad de la segunda economía mundial, inmersa en un cambio de modelo para centrarse más en la demanda interna que en la exportación, arrastra a la baja a las materias primas.

Las miradas también se dirigen a Estados Unidos, por la expectativa de que la Fed suba el precio del dinero antes de final de año.De hecho, la publicación el jueves de un sólido dato de empleo en aquel país aceleró las ventas de las materias primas y condujo al oro a nuevos mínimos. “Los datos en EEUU están siendo más fuertes de lo esperado y además el aspecto técnico es realmente malo”, explica Víctor Thianpiriya, analista de materias primas de ANZ Bank, que prevé nuevas caídas del precio del oro y de otras commodities.

Petróleo: La sobreoferta vuelve a crecer

El barril de petróleo Brent cae un 18% desde sus máximos anuales de mayo ampliar foto
El barril de petróleo Brent cae un 18% desde sus máximos anuales de mayo

El acuerdo entre Irán y el G5+1 (Estados Unidos,Rusia,China,Reino Unido,Francia y Alemania) para suspender progresivamente las sanciones al país persa a cambio de controlar su programa nuclear ha provocado una caída del 3,2% precio del barril de petróleo Brent esta semana. Desde sus máximos anuales de mayo, desciende un 18%. El pacto permitirá a Irán aumentar sus exportaciones de petróleo a partir del próximo año, lo que incrementará todavía más la existente sobreoferta de crudo.

Los expertos de Citi señalan que “el acuerdo es indudablemente bajista para el mercado de petróleo, pero solo el tiempo dirá cuánto”. Desde la firma estadounidense indican que Irán no empezará a aumentar sus exportaciones de crudo hasta el próximo año, pero creen que comenzará a un nivel muy inferior al millón de barriles diarios del que habló el ministro persa de Energía. En el primer trimestre del año estiman que el país aportará al mercado entre 200.000 y 300.000 barriles de crudo y duplicarán esta cantidad hasta final de año.

Desde UBP, mientras, señalan que el petróleo puede estar cerca de tocar suelo en los precios actuales porque si cayeran con fuerza se reduciría inmediatamente la producción, dado que dejaría de ser rentable extraer crudo para algunas compañías como las de shale oil en Estados Unidos, y porque solo un 11% de la demanda de petróleo mundial procede de China, “mientras que Europa y EEUU concentran conjuntamente en torno al 35%”.

Oro: Rumbo a los 1.000 dólares

El oro cae más de un 8% en lo que va de año ampliar foto
El oro cae más de un 8% en lo que va de año

El oro ha caído más de un 8% en lo que va de año, lo que deja el precio del lingote en los 1.080 dólares, el más bajo desde febrero de 2010. En la última semana, este metal precioso cede un 4,5%, su mayor caída semanal desde 2012. Las dudas sobre la demanda china, menor de lo esperado, los menores riesgos geopolíticos (el oro es valor refugio), la baja importación de India, la fortaleza del dólar y el cambio de política monetaria enEEUU explican este movimiento.

Los analistas consultados tienen claro hasta dónde podría caer el oro: los 1.000 dólares por lingote.Desde un punto de vista técnico, no tiene soportes antes de ese nivel. Los expertos de Barclays indican que “en el pasado, los precios del oro han cotizado al menos un tercio por encima del coste medio de producción, lo que implicaría un apoyo para este metal en torno a los 1.000 dólares por onza”.La firma británica considera que el tercer trimestre del año será el más débil para el oro este año.

Otros metales: En las manos de China

Otras materias primas también han caído con fuerza en las últimas semanas, en especial en aquellas que más dependen de las compras de China. Como explican desde BNP Paribas,“las preocupaciones sobre las materias primas han vuelto, pero ahora no por exceso de oferta sino por decepcionantes datos de demanda. Los miedos han sido particularmente acusados en el acero”. En el caso del cobre, que cae un 16% en el año hasta los 5.258 dólares, los expertos de Barclays creen que podría bajar hasta los 5.000.

China acapara los temores del mercado. El viernes se conoció un mal dato del índice PMI de actividad del sector manufacturero en el gigante asiático, que bajó de 49,4 a 48,2 puntos, claramente por debajo de los 50 que representan la frontera entre el crecimiento económico y la contracción. Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp, considera que “hay que estar preocupados por los datos de China y las posibles implicaciones para la economía global.Será clave determinar si es un problema temporal o es un cambio de ciclo”.

Normas