Evita que te timen al contratar servicios por Internet
Cómo evitar que me timen al contratar un servicio por Internet

Cómo evitar que me timen al contratar un servicio por Internet

Las nuevas tecnologías y dispositivos móviles han hecho que poco a poco vivamos continuamente conectados, algo que por un lado nos ha facilitado mucho la vida, ya que muchos trámites que antes requerían que nos tuviésemos que desplazar y dedicar parte de nuestro tiempo para realizarlos ahora los podamos hacer desde el sofá de nuestra casa en cualquier momento, pero que sin embargo también ha provocado que aumenten los fraudes.

Y es que Internet, un lugar donde es difícil poner cara a quién está detrás de un servicio, es la plataforma ideal para aquellos que quieran aprovecharse de los usuarios más despistados e inexpertos que son carne de cañón para este tipo de personas.

Hoy en día son muchos los usuarios que usan habitualmente la red para contratar cualquier servicio o comprar determinados productos y muchos los que se inician en estas prácticas. Unas prácticas que no hace tanto tiempo eran inusuales ya que ni se nos pasaba por la cabeza comprar algo sin haberlo visto o probado anteriormente o contratar un servicio sin saber quién está detrás de todo.

Un campo, este de los servicios, que ha aumentado exponencialmente últimamente en Internet y donde además más fraudes se dan actualmente. Son muchísimas las páginas o particulares que ofrecen distintos servicios a precios muy reducidos y que son el gancho ideal para los estafadores.

Algo que por lo tanto está enturbiando la reputación de resto y hace que algunas empresas serias del sector como Zaask, que ofrecen los servicios más demandados por los usuario en Internet como limpieza, pintura, bricolaje, etc, estén en una lucha continua con este tipo de estafas y haciendo continuamente recomendaciones para que esto deje de ocurrir y la gente comience a distinguir entre las empresas de servicios serias y formales de aquello que puede llegar a ser una estafa.

Para evitar este tipo de sorpresas desagradables, existen una serie de recomendaciones que vamos a nombrar a continuación:

Comprobar que el profesional es auténtico
Hay gran número de páginas web que funcionan como tablones de anuncios online y donde cualquiera puede anunciarse ofreciendo distintos servicios. En este caso, nos estamos arriesgando a contratar personas que no tienen cualificación para realizar esas tareas y que por lo tanto prestan un mal servicio aunque sea a bajo precio.

Para evitar esto, es recomendable siempre consultar este tipo de servicios en plataformas que integran a los profesionales por ramas verificando su cualificación, profesionalidad y experiencia.

La calidad debe primar sobre el precio
Fácilmente nos guiamos por los bajos precios, pero los presupuestos más bajos son aquellos que deben alertarnos de una posible estafa. Es conveniente sondear el mercado previamente para saber el precio medio al que se ofrece el servicio que queremos contratar y evitar aquellos que se alejen de la realidad por lo baratos que resultan puesto que podemos estar frente a un timo.

Nunca pagar por adelantado
Una de las prácticas más repetidas en este tipo de fraudes es que este tipo de servicios nos pidan un pequeño pago por adelantado con la excusa de coger una fianza o señalizar el trabajo a realizar, pero si esto es así tenemos que dudar de su veracidad y evitar este tipo de situaciones, que en la gran mayoría acaban siendo un fraude y perdiendo por lo tanto el dinero adelantado sin que se nos haya realizado ningún servicio.

Elige entre distintas opciones
Una de las mayores recomendaciones a la hora de contratar servicios a través de Internet es sin duda no precipitarse y asegurar de cuál es la mejor opción. Para ello se aconseja investigar un poco antes sobre el sector y solicitar varios presupuestos para poder comparar la relación calidad precio de cada uno y así optar por elegir la mejor de las opciones.

Ayuda a otros clientes dejando una valoración
Otra de las cosas buenas de Internet, es que en la mayoría de los casos siempre es posible poder valorar el servicio recibido para así recomendar al profesional a otras personas. Por supuesto que es una de las prácticas más recomendable para así alertar a los otros usuarios de qué se trata de un profesional con seriedad o por el contrario de que se trata de algo turbio o una estafa en caso de que así se haya comprobado para evitar que otros usuarios caigan ante la misma trampa.

Si aún así resulta que eres víctima de un timo, se aconseja acudir a la policía o guardia civil y denunciar el hecho, ya que ambos cuerpos disponen de equipos especializados en este tipo de delitos.

Normas