Can Faustino, en Menorca

Así es el último hotel de Relais & Châteaux

Jardín de Can Faustino (Menorca)
Jardín de Can Faustino (Menorca)

En el corazón del centro histórico de Ciutadella en Menorca, se alza un pequeño palacete, abierto a un patio de árboles de sombra con vistas al antiguo puerto. Es el lugar donde se levanta Can Faustino, un hotel boutique de lujo discreto, con 21 habitaciones y tres suites. El hotel acaba de incorporarse al prestigioso sello francés de Relais & Châteaux, que evalúa elementos como la cortesía, el carácter, el alma, el charme y, por supuesto, la cocina. De la decoración del hotel se ha ocupado la interiorista francesa Olivia Putman, en colaboración con Laurent Morel-Ruymen de Mare e Terra.

Cuenta con cinco acogedoras habitaciones de 19 a 25 metros cuadrados, con vistas al jardín o al casco antiguo de la ciudad. Otras cinco habitaciones tienen la categoría deluxe y entre de 26 a 35 metros cuadrados. Yde 22 a 40 metros cuadrados son las medidas de las estancias deluxe premier. En cuanto a las suites, hay una de 55 metros en la última planta del hotel, que dispone de dos terrazas privadas, desde las que se contempla una vista de los tejados del casco antiguo de la ciudad así como del mar y del puerto. La suite príncipe cuenta con dos dormitorios, con acceso a una terraza privada con vistas al jardín, así como a unas impresionantes al mar y al puerto de Ciutadella. Por último, la suite caixer senyor tiene 49 metros y vistas a la ciudad. El precio de las habitaciones en temporada alta, a partir de 300 euros.

Así es el último hotel de Relais & Châteaux

El hotel dispone, a su vez, de un spa situado junto a la piscina, que dispone de dos salas de tratamiento y una piscina interior con hamman en una antigua cavidad de la cueva.

Para quien lo desee, Can Faustino ofrece la posibilidad de disfrutar de un día en el mar, en Hermine, una balandra de 16 metros de eslora, diseñada por Joubert Nivelt y fabricada a a medida por H2O, que combina el encanto del viejo mundo y las comodidades de un barco moderno.

El restaurante Agua, bajo las antiguas bóvedas del palacio o a la sombra de las buganvillas, es otro de los atractivos del local. La oferta gastronómica se basa en el producto sobre todo de cercanía, ya que cultivan sus propias verduras y apuestan por el recetario menorquín.

Para el próximo año, Can Faustino, tiene previsto inaugurar en Cala Fontanella, un beach club para que el huésped viva la experiencia del mar, como la vivían los pescadores de antaño.

 Can Faustino. San Rafael 9, Menorca Tel. 971 489 191.

 

 

Normas