Prevé cerrarla este mes

Bankia ultima la venta de City National Bank al chileno BCI

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

Bankia podría cerrar la venta de su filial estadounidense City National Bank al chileno BCI este mismo mes. La transacción, que llevaba dos años negociándose, solo está ya pendiente del anuncio definitivo de la Reserva Federal a compra y entrada del banco chileno en Estados Unidos. Será la primera vez que una firma financiera de Chile opere en este país.

Han hecho falta más de dos años para que Bankia pudiera dar casi por cerrada la venta de su filial estadounidense City National Bank de Florida al chileno BCI. Fue una de las primeras operaciones que el equipo que preside José Ignacio Goirigolzarri puso a la venta para cumplir con el plan fijado por Bruselas, que incidía en que la entidad tenía que desprenderse de todas sus participadas, tras haber recibido 22.424 millones de euros en ayudas públicas.

Pese a ello, será al final la última participación en venderse, y eso que el comprador es el mismo que mostró su interés en 2013, el chileno BCI.

Bankia prácticamente da por cerrada ya la venta de esta filial, que le aportará unos ingresos de 882 millones de dólares (683,1 millones de euros), y que se corresponden con el precio negociado en mayo de 2013, que se mantiene intacto, ya que Bankia realizó una cobertura sobre las posibles variaciones del tipo de cambio de ambas divisas para evitar las fluctuaciones.

La operación le generará unas plusvalías de 180 millones de euros, que se apuntará previsiblemente en la cuenta de resultados del tercer trimestre.

La venta lleva pendiente desde hace dos años de la aprobación de la Reserva Federal de Estados Unidos. El hecho de que el BCI sea el primer banco chileno que se instalará en este país norteamericano ha sido el principal escollo que ha retrasado la transacción.

Goirigolzarri explicó hace dos meses que Bankia esperaría hasta el pasado 30 de junio para cerrar la operación con BCI, de lo contrario abriría de nuevo un proceso de venta.

Varios bancos internacionales, incluido alguno español, volvieron a mostrar en estas últimas semanas su interés por City National, y estaban a la espera de que la venta a BCI se rompiera. Pero todo indica que la transacción se cerrará en breve, una vez que la Fed comunique ya su autorización. Varias fuentes financieras estadounidenses aseguran que la venta solo está pendiente de formulismos burocráticos, ya que el supervisor estadounidense parece que ha hecho el guiño que indica el visto bueno a la operación, aunque falta plasmarlo en un documento. Fuentes de Bankia matizan que todo va por buen camino, y se remitieron a la declaración de Goirigolzarri del pasado 30 de junio.

El presidente de la entidad española aseguró esa fecha que Bankia había decidido prorrogar el plazo de exclusividad para seguir negociando con BCI.

Con la venta de City National, Bankia coronaría las desinversiones de su cartera de participadas iniciada en 2013, cuando aprobó su plan estratégico a tres años, y que finaliza en diciembre del presente ejercicio.

Caja Madrid, entonces presidida por Miguel Blesa, adquirió City National en dos fases, el 83% de su capital fue comprado en 2008, y el resto se adquirió en 2010. La transacción total supuso una inversión para las arcas de la entidad madrileña de 1.117 millones de dólares (unos 747 millones de euros de entonces). Tras la crisis financiera, el banco tuvo que provisionar esta inversión, de ahí, que al final Bankia pueda apuntarse plusvalías por la operación.

Ingresos superiores a los 5.590 millones de euros

Bankia tiene previsto cerrar su plan de desinversiones antes de las vacaciones. La venta de City National Bank al chileno BCI coronará la salida de la firma española de todas las participadas que tenía antes de ser nacionalizada. Hasta el momento, ha ingresado por estas ventas 4.904,5 millones, a las que se sumará en breve, o eso parece, los 683,1 millones procedentes de la venta de su banco de Florida. Estas operaciones le han proporcionado unas plusvalías –tras el saneamiento de la entidad en 2013–, de 934,6 millones, a las que también habría que incorporar los beneficios de 180 millones por la enajenación de la filial estadounidense. En dos años y medio Bankia ha vendido el 12,09% de IAG, el 4,95% de Iberdrola, el 14,99% de Mapfre, el 70,2% de Bancofar, el 16,5% de Deolo, el 24,9% de Realia, el 19,07% de Metrovacesa, el 100% de Finanmadrid, el 20,14% de Indra, el 12,6% de NH, el 38,48% de Inversis, y otras participaciones menos destacadas, a lo que se sumará el 100% de City National. Bankia fijó la venta de esta cartera a lo largo de su plan estratégico. Bankia ha cumplido ya su plan estratégico y está a la espera de negociar con Bruselas otro nuevo.

Normas