Tomás Abad, director general de Dencells Biomedical Institute
“La medicina regenerativa vivirá una revolución”

“La medicina regenerativa vivirá una revolución”

Abad dirige el primer banco español de pulpa dental

"Cuando se extrae un diente es el momento de conservar las células madre”, asegura

Tomás Abad es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Murcia y doctor en Odontología por el mismo centro. Fundó Dencells Biomedical Institute en 2012. Se trata del primer banco español de tejidos especializado en ofrecer el servicio de procesado, criopreservación y almacenamiento de pulpa dental para la obtención de células madre para uso autólogo. “Los dientes, tanto de leche como definitivos, contienen en su interior la pulpa dental, donde se localizan las células madre de tipo mesenquimal [embrionario], que tienen un gran potencial en terapia celular y medicina regenerativa”, explica Abad. “Cuando se debe extraer cualquier diente, ya sea por ortodoncia, muelas del juicio, etcétera, es el momento de aprovechar la oportunidad de conservar las células madre”.

¿Qué líneas de investigación tienen abiertas ahora mismo?

Estamos comenzando el desarrollo del proyecto GeneTeeth, para la regeneración dental a partir de células madre dentales. Es un ambicioso proyecto en el que van a participar otras empresas y organismos, aunque todavía no están cerrados los acuerdos. También estamos desarrollando los protocolos para el estudio de la aplicación de células mesenquimales en cáncer de mama y ELA.

¿Qué recorrido tiene su campo de especialización?

En los próximos años vamos a asistir a una revolución en la medicina regenerativa y terapia celular, mediante la aplicación de células madre. Actualmente existen multitud de estudios, algunos ya en fase clínica, sobre las aplicaciones en diferentes patologías, como diabetes, regeneración de piel, córnea, creación de órganos como hígado, páncreas o riñones. Creo que los avances van a ser espectaculares.

Uno de los mayores problemas de las firmas biotecnológicas suele ser la financiación. ¿Cómo obtienen ustedes fondos?

La financiación hasta la fecha ha sido totalmente privada. En breve plazo, para los proyectos de investigación que pensamos poner en marcha, y para la expansión internacional, esperamos recibir algún tipo de ayuda por parte de los organismos correspondientes, en concreto del Instituto de Fomento Región de Murcia, que nos está apoyando en el proceso, lo que nos permitiría dar trabajo a más personal científico.

Acaban de empezar a operar. ¿Qué objetivos tienen para este año?

Como estamos comenzando a ofrecer el servicio, nuestro principal objetivo es dar a conocer al público en general que existe la posibilidad de poder conservar este valioso material genético. Tenemos previsto extender a finales de 2016 el servicio a varios países europeos.

Normas
Entra en EL PAÍS