El Gobierno y el Ayuntamiento de Madrid se comprometen

La Real Fábrica de Tapices solicita el concurso de acreedores

Dos operarias sustituyendo una alfombra original del Hotel de la Reconquista de Oviedo, por una réplica exacta también realizada a mano por la Real Fábrica.
Dos operarias sustituyendo una alfombra original del Hotel de la Reconquista de Oviedo, por una réplica exacta también realizada a mano por la Real Fábrica. EFE

El Pleno del Patronato de la Real Fábrica de Tapices ha acordado iniciar la solicitud de un concurso de acreedores al haberse agotado todos los plazos legales para la resolución de la deuda que arrastra la Fundación y que ha provocado que sus trabajadores lleven meses sin cobrar, según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.

El Gobierno local ha explicado, precisamente, que "conscientes" de la demora que puede llevar aparejada la admisión a trámite del concurso, las tres administraciones públicas presentes en el Patronato -Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Comunidad de Madrid y el propio Ayuntamiento de Madrid- se han comprometido a realizar aportaciones económicas adicionales "tan pronto como sea posible para revertir la situación y asegurar tanto el pago a los trabajadores, como la continuidad del funcionamiento de la Real Fábrica de Tapices".

Para ello estas administraciones impulsarán antes del fin de semana una reunión con las entidades bancarias que sostienen la deuda para evaluar la aportación económica que deben realizar, y se creará un equipo de gestión de crisis compuesto por funcionarios competentes de las tres administraciones.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid ven necesario un "cambio de rumbo" en la gestión de la Real Fábrica y basarse en "un plan de viabilidad que permita encauzar una fábrica productora de un tipo de bien cultural único en el mundo". Este plan ha sido encargado a una consultora que lo realizará pro bono, sin coste alguno para la Real Fábrica.

Por otra parte, en la reunión celebrada ayer la presidenta de la Fundación de la Real Fábrica de Tapices, Mónica de Oriol, ha presentado su dimisión, que ha sido admitida por el Patronato, si bien se ha comprometido a continuar al frente de la Fundación durante un mes para facilitar las gestiones necesarias en este periodo.

La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid han coincidido hoy en que hay que tomar las medidas que sean necesarias para garantizar la viabilidad inmediata y futura de la Real Fábrica de Tapices y el pago a los trabajadores.

Lo han dicho la presidenta regional, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, en una comparecencia ante los medios de comunicación en la Real Casa de Correos, donde han mantenido la primera reunión institucional y de trabajo desde que ambas dirigentes tomaran posesión de sus respectivos cargos.

La presidenta regional ha considerado que "una gestión económica inadecuada" ha derivado en la situación actual de la Real Fábrica.

La alcaldesa ha coincidido con Cifuentes en que ha podido existir una "mala gestión", pero ha subrayado que la crisis económica también ha influido en el devenir de la Fábrica por la caída de pedidos desde las administraciones.

Carmena se ha referido a la Real Fábrica de Tapices como "una joya" de la que los ciudadanos tienen que estar "orgullosos". Por eso ha insistido en que "la vamos a salvar", "la vamos a reflotar" para que "brille como la joya que es". La alcaldesa, además, ha apuntado a la proyección internacional que puede tener la Real Fábrica de Tapices.

Su historia

La Real Fábrica de Tapices fue fundada en 1721 por Felipe V. Su intención era crear una industria nacional fuerte para que España no dependiera de las importaciones de productos franceses o flamencos.

Entre 1775 y 1793, Francisco de Goya pintó los sesenta y tres cartones para tapices para los Reales Sitios de San Lorenzo de El Escorial y de El Pardo en tiempos de Carlos III y Carlos IV, con temáticas tanto de caza como de escenas costumbristas.

Con casi trescientos años de historia, y como prueba de que la tradición puede ir de la mano de la modernidad, la Fundación ha realizado numerosas colaboraciones con reconocidos artistas y diseñadores de la más viva actualidad como Guillermo Pérez Villalta, Elena del Rivero, Alfonso Albacete, Keiko Mataki o Alberto Corazón.

Normas