El resultado de la votación secreta, a lo que España se opuso, fue muy ajustado

Dijsselbloem gana la partida a Guindos

Ha logrado un apoyo por un ajustado 10-9 y renovará en el cargo por dos años y medio

Se impuso al ministro de Economía español, Luis de Guindos, único candidato rival

Jeroen Dijsselbloem y el ministro de economía Luis de Guindos.
Jeroen Dijsselbloem y el ministro de economía Luis de Guindos.

"Reelegido: Dijsselbloem acaba de ser reelegido como presidente del Eurogrupo”, informó el Consejo de la Unión Europea a través de Twitter pasadas las seis de la tarde. “Agradezco a mis colegas su apoyo y cooperación”, celebró el holandés en su cuenta de esta red social tras hacerse oficial su victoria. El también ministro de Finanzas de Holanda obtuvo una amplia mayoría de los votos de sus homólogos de los países de la zona euro para renovar su mandato al frente del foro consultivo informal en el que estos países debaten la estrategia económica, financiera y monetaria de la eurozona. Los ministros de Finanzas de la eurozona se decantaron finalmente por la continuidad del ministro holandés que ha tenido que gestionar los momentos más duros de la crisis griega. El voto fue secreto, pese a que Madrid había expresado su preferencia por un voto “transparente”.

Las cifras

9-10 fue el resultado de la votación, realizada en clave ideológica y no por el perfil de los candidatos, aclararon fuentes del Gobierno español.

2005 fue el primer año en el que comenzó a funcionar el Eurogrupo con su estructura actual, con un presidente permanente.

A su llegada a la tercera reunión del Eurogrupo celebrada en los últimos tres días, el ministro finlandés de Finanzas, Alexander Stubb, opinó que tanto Luis de Guindos como Jeroen Dijsselbloem eran “excelentes” candidatos por su profesionalidad y experiencia, sin expresar públicamente por quién se inclinaba.

El que sí se decantó fue el titular eslovaco de Finanzas, Peter Kazimir, quien anunció que apoyaría al holandés. Por su parte, la canciller Angela Merkel había asegurado en público que su país daría su respaldo al candidato español. La delicada situación por la que atraviesa Grecia y las intensas negociaciones que se han mantenido a lo largo de las últimas semanas llevaron a Dijsselbloem a retrasar la elección que en principio iba a celebrarse el pasado 17 de junio.

Mayor representación

Dijsselbloem fue elegido presidente del Eurogrupo en enero de 2013 con el único voto en contra de España. Tras un fuerte tropiezo inicial en la gestión del rescate de Chipre –en el que en un primer momento se impusieron quitas a los depósitos de menos de 100.000 euros, que teóricamente cuenta con garantía en la UE y luego se rectificó–, su gestión ha sido valorada positivamente por la mayoría de Estados miembros, en particular en las negociaciones con Grecia. Sin embargo, las últimas semanas de la crisis griega han empañado su imagen e incluso Francia, uno de los países que le respaldaban, ha dejado ver su malestar por considerar que no ha hecho lo suficiente para recomponer las negociaciones tras el referéndum.

Preguntado por el resultado de la votación, el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó que Dijsselbloem “ha sacado algún voto más” hasta superar los 10 apoyos. En este sentido, aseguró que “las únicas batallas que no se ganan son las que no se presentan”. “Este tipo de cuestiones lo que tienen que hacer a uno es seguir peleando aún más”, sentenció Guindos, quien mostró su convencimiento de que España “merece tener más presencia” en los órganos decisorios comunitarios. Fuentes de la Administración española explicaron que dada la grave situación griega, se decidió no introducir cambios en las estructuras de gobernanza del euro. “La votación fue realizada en clave ideológica y no según el perfil de los candidatos o a su país de procedencia”, señalaron dichas fuentes.

El encargado de coordinar las políticas

El papel de este órgano comunitario es asegurar la estrecha coordinación de las políticas económicas dentro de la zona euro, al igual que promover las condiciones para que haya un fuerte crecimiento económico y estabilidad financiera.

El Eurogrupo, inicialmente denominado Euro 11, se creó el 13 de diciembre de 1997 por el Consejo Europeo –el máximo órgano de decisiones de la UE, integrado por los jefes de Estado y de Gobierno de los socios comunitarios– para facultar la celebración de reuniones deliberativas de los países que adoptaron el euro.

Su primera reunión fue el 4 de junio de 1998 en el Castillo de Senningen (Luxemburgo), pues entonces su presidencia recaía sobre el país que ejercía la semestral de turno de la Unión, hasta finales de 2004, año en el que sus integrantes decidieron elegir a un presidente por un mandato de dos años renovable. Ello quedó reflejado en el protocolo 14 del Tratado de Lisboa (2009), aunque a partir de esa fecha el mandato del presidente del Eurogrupo es de dos años y medio. Entre sus funciones está debatir sobre aspectos macroeconómicos del euro, como la política de tipos de cambio respecto de las monedas de terceros países. El Eurogrupo ha contado hasta ahora con dos presidentes, el luxemburgués Jean-Claude Juncker (2005-2013), que actualmente preside la Comisión Europea, y el holandés Jeroen Dijsselbloem (2013), que es el titular holandés de Finanzas. El ex primer ministro luxemburgués Jean-Claude Juncker fue el primer presidente electo en 2005, puesto que abandonó tras agotar su tercer mandato. Durante su gestión tomó parte activa en la constitución de un fondo de financiación para ayudar a los países con problemas. En 2013 fue relevado por Dijsselbloem.

Normas