Más de un millón de autónomos no notarán la rebaja del IRPF

La nueva medida anunciada por el Gobierno no beneficiará a los empresarios o autónomos societarios, como denuncian desde OPA

Más de un millón de autónomos no notarán la rebaja del IRPF

Un total de 1.188.090 trabajadores por cuenta propia no se beneficiarán del anuncio de rebaja del IRPF que adelantó hace unos días el Gobierno. Al parecer esta medida no afectará a los empresarios o autónomos societarios, entre los que se encuentran profesionales de la electricidad, fontanería, asesores y consultores, entre otras profesiones, tal y como denuncian desde la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA).

Sólo repercutirá por lo tanto al 62% de los autónomos que hay en España, que son los profesionales liberales que están incluidos en la lista de actividades profesionales del IAE, el Impuesto de Actividades Económicas. Entre ellos hay profesionales colegiados como abogados, arquitectos o ingenieros, además de no colegiados como traductores, programadores o agentes de seguros, entre otros.

Desde esta organización realizan un llamamiento para que la medida afecte a "la totalidad de los autónomos sin excepción", como apunta su presidente, Camilo Abiétar. Considera que este colectivo, junto con las pequeñas y medianas empresas, son los encargados de mantener el tejido productivo del país y los encargados de generar ocho de cada diez puestos de trabajo. Entienden que con esta rebaja fiscal el Ejecutivo no ha tenido en cuenta a los autónomos societarios y empresarios.

También emplazan a los políticos para que revisen algunas de las medidas puestas en vigor con la última reforma fiscal de finales de 2014, que supuso una serie de desventajas para los profesionales por cuenta propia. Entienden que sería adecuado replantear la opción de rendir cuentas fiscales por módulos a ciertas actividades profesionales, sobre todo a aquellas vinculadas con el sector de la construcción. Camilo Abiétar asegura que implica un proceso más sencillo y una "burocracia más asequible para los autónomos con dificultades para gestionar la parte administrativa de su actividad". En estos momentos la tributación por módulos ha quedado relegada únicamente al comercio minorista.

Insiste en la necesidad de acabar con aquellas medidas que provoquen asfixia sobre los trabajadores por cuenta propia. Emplaza al Gobierno a que sea más ambicioso y no se conforme con la rebaja del IRPF, ya que no es suficiente para "acabar con las dificultades que los autónomos sufren en materia fiscal".

Normas
Entra en El País para participar