Las gestoras españolas han captado 80.000 millones desde 2012

Los mejores fondos del mundo para invertir

Un operador bursátil en la Bolsa de Wall Street.
Un operador bursátil en la Bolsa de Wall Street. Efe

Febrero de 2013 marcó el punto de partida de la época más prolífica que ha vivido la industria española de fondos de inversión. Ese mes, después de un ejercicio 2012 desastroso, se registraron suscripciones netas en fondos por un volumen 1.062 millones de euros (es decir, que el dinero que se destinó a este tipo de instrumentos de inversión superó en más de mil millones a los reembolsos). En febrero, entraron otros 1.609 millones. En marzo 1.177 millones. Y así, hasta sumar 30 meses consecutivos de entrada constante de dinero en fondos de inversión. El último, junio de 2015, cuando a pesar de la crisis griega y los sobresaltos en el mercado de bonos, llegaron a los fondos 146 millones de euros, según datos de Inverco, la asociación de instituciones de inversión colectiva.

Despejado el riesgo de rescate de España y tras la recapitalización del sistema financiero (gracias a las ayudas de Europa), los inversores fueron recuperando a partir de 2013 la confianza en las compañías españolas y las gestoras fueron recuperando sus clientes. En estos 30 meses han entrado en fondos de gestoras nacionales 79.701 millones de euros. Lo nunca visto.

Este flujo de dinero, unido a la excelente evolución de los mercados de renta variable y renta fija en los últimos dos años, han impulsado el patrimonio total de fondos a sus cotas más altas. Al cierre de junio, los fondos de gestoras españolas alcanzaban los 220.713 millones de euros.
récord histórico.

A la cifra de fondos gestionados por sociedades registradas en España hay que añadir los más de 100.000 millones de euros de fondos comercializados aquí por gestoras extranjeras (el último dato, en este caso, es de marzo de 2015). Firmas como BlackRock, JPMorgan o M&G Invetment han aprovechado la debilidad de las gestoras españolas durante la crisis para crecer.

Los fondos de renta fija pueden dar algunos sustos a los inversores en los próximos trimestres

En total, sumando el negocio nacional y extranjero, los fondos de inversión vendidos en España han rebasado por primera vez en la historia la cota de los 300.000 millones de euros, superando los niveles precrisis (290.400 millones entre fondos españoles y extranjeros, al cierre de 2006). Si se añaden las Sociedades de inversión de capital variable (Sicav), la cifra total de invesión colectiva supera los 370.000 millones de euros.

“Las instituciones de inversión colectiva están viviendo un buen momento”, explica Ángel Martínez Aldama, recientemente elegido presidente de Inverco. “Los particulares son cada vez más conscientes de las ventajas que tienen los fondos, como uno de los produtos más óptimos para invertir, por la neutralidad fiscal a la hora de cambiar de fondo, por su transparencia, por su liquidez, por la profesionalidad de los gestores... Ahora bien, no hay que caer en la complacencia, y hay que ser vigilantes, especialmente con la renta fija a medio y largo plazo, ya que en los próximos años veremos una subida de tipos que afectará a muchos fondos”.

¿Punto de inflexión?

Aunque en junio se marcó el hito de los 30 meses consecutivos de suscripciones netas positivas en fondos de inversión, también se produjo la primera caída en el patrimonio total de los fondos de gestoras españolas desde 2012. Por primera vez en casi tres años, el binomio mercados-suscripciones se ha roto. A comienzos del mes, las primas de riesgo de la mayoría de bonos europeos sufrió un fuerte repunte, que nadie había previsto, lo que provocó pérdidas mensuales en muchos fondos de inversión especializados en renta fija.

Además, la crisis de Grecia (que no es sino el epitome de la crisis de deuda de la zona euro), castigó las Bolsas del Viejo Continente. La depreciación de los activos que tienen en cartera los fondos hizo que el patrimonio agregado de fondos españoles cayera en junio 2015 en 1.104 millones respecto al mes anterior (-0,5%), a pesar de que sigue entrando dinero en este tipo de productos.

Esta corrección de los bonos europeos se dejó sentir especialmente en los fondos de renta fija. La categoría teóricamente más segura sufrió una rentabilidad negativa del 0,56%, y los fondos de renta fija mixta perdió un 0,81% en el mes.

Además de deteriorarse la calidad de los activos en los que invierten los fondos de renta fija, está habiendo un fuerte trasvase dentro de los fondos, hacia productos mixtos y fondos de fondos. Los gestores llevan meses recomendando a sus clientes abandonar posiciones en productos que solo invierten en bonos. Con los tipos de interés en mínimos históricos, no es fácil obtener rentabilidades atractivas y, en cambio, pueden darse correcciones abruptas, como se ha visto en las últimas semanas.


Perfilados, la nueva estrella

Los fondos perfilados es una de las categorías de fondos que más se están desarrollando, coincidiendo con el nuevo contexto de mercado. Después de varios años en los que las gestoras podían ofrecer fondos garantizados con rentabilidades muy atractivas (que después mutaron en fondos con objetivo de rentabilidad), ahora la renta fija ya no permite diseñar este tipo de productos. Con la Bolsa americana en máximos y las dudas sobre el vigor de la economía mundial, tampoco está claro que la renta variable vaya a seguir empujando, por lo cada vez es más importante acertar con el fondo elegido.

Los fondos perfilados son cestas de fondos, adaptados a las circunstancias y aversión al riesgo de cada inversor. Las gestoras de Santander, BBVA y CaixaBank, las más grandes del mercado, están impulsando con fuerza esta categoría, que permite buscar a los mejores gestores para cada tipo de activo (el mejor fondo de bonos italianos, el mejor de pymes europeas...) y a la vez otorga mayor flexibilidad para adaptarse a las condiciones del mercado.

Normas
Entra en El País para participar