También se han convocado paros los días 12, 25 y 26 de julio

Impacto muy bajo del paro parcial de los controladores

Vista de un panel de la T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas (imagen de archivo).
Vista de un panel de la T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas (imagen de archivo).

La secretaria de Comunicación de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), Susana Romero, ha afirmado que el paro de hoy de este colectivo ha tenido un bajo impacto operativo sin que se haya habido cancelaciones de vuelos, si bien ha criticado los abusivos servicios mínimos fijados por Fomento.

Romero ha informado de que apenas ha habido retrasos en la salida de los aviones y que en ningún caso han superado los 20 minutos. Además, ha indicado que USCA no busca un efecto mayor del producido con su paro y ha mostrado su disconformidad por los servicios mínimos del 80%, que considera una “triquiñuela” de la empresa que quiere “garantizar la normalidad operativa”, algo que, en su opinión, no puede ocurrir cuando se convocan paros en una actividad.

Por su parte, fuentes de Enaire, la empresa pública de gestión aeroportuaria, ha coincidido con USCA y han asegurado que el impacto del paro de los controladores ha sido mínimo y que ha transcurrido sin incidentes destacables.

La USCA ha convocado paros parciales también para el domingo 12 y los días 25 y 26 de julio. Para los domingos 12 y 26 de julio, los paros están previstos en la franja horaria de 17.00 a 20.00 horas.

Según datos de Enaire, mañana, domingo 12 de julio, la previsión de movimientos es de 5.873 en todos el espacio aéreo de España. Para la franja vespertina de los paros parciales habrá un millar de movimientos.

Como recoge el documento de Fomento sobre estos servicios mínimos, a Enaire se le exige "necesariamente" la disposición de un mayor número de efectivos. Se explica por las 3 horas continuadas de paro, ya que la duración máxima de un período de actividad operacional continuo no puede exceder de 2 horas, pues debe garantizarse a su finalización un descanso parcial mínimo de 30 minutos.

USCA ha convocado a los controladores aéreos a secundar una nueva fase de paros parciales, la segunda tras las desarrolladas en junio, para protestar por la decisión de la empresa pública de sancionar a 61 controladores aéreos por el cierre del espacio aéreo en diciembre de 2010.

En los paros parciales de dos horas, en turnos de mañana y tarde llevados a cabo por los controladores los días 8, 10, 12 y 14 de junio, el impacto en las operaciones y los retrasos en los vuelos fueron mínimos. Durante aquellas jornadas de huelga, Fomento estableció servicios mínimos del 70%, que serán del 80% para los próximos paros. La USCA ha impugnado estos servicios mínimos y los ha calificado como "abusivos".

Para Madrid, Barcelona o Canarias, dos centros con gran volumen de tráfico, Enaire aún debe determinar la configuración operativa, asignar las instalaciones, los servicios técnicos y el personal indispensable para la "adecuada prestación" de los servicios de tránsito aéreo.

La huelga convocada afecta a los controladores de tránsito aéreo de Enaire, que actualmente forman una plantilla de 2.015 trabajadores, en todo el territorio nacional.

Estos están distribuidos en servicios centrales; 5 centros de control, en Madrid-Torrejón, Barcelona, Sevilla, Palma y Canarias; 2 centros de control de aproximación, en Valencia y Santiago; y 22 torres de control, en los aeropuertos Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Gran Canaria, Palma de Mallorca-Son Sant Joan y Málaga, entre otros, que son los de mayor tráfico.

Normas