La facturación del sector, en crecimiento

Las ‘farmas’ evolucionan favorablemente

Las exportaciones y el empleo arrojan por fin tasas positivas en medicamentos

Esta actividad acapara el 19,3% de toda la inversión industrial española en I+D+i

Las ‘farmas’ evolucionan favorablemente
Thinkstock

Pocos sectores dependen tanto de la investigación como el farmacéutico. Aunque su peso en el PIB español no es tan destacado como en EE UU, Alemania, Reino Unido, Suiza o Francia, países en los que se alojan las mayores multinacionales del mundo, el valor añadido de esta industria es determinante para la economía.

Los laboratorios acaparan el 19,3% de toda la inversión industrial española en I+D+i, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), relativos a 2013. La productividad de los trabajadores empleados por el sector supera en un 79% a la media industrial. “Nuestro sector es el que más contribuye a la I+D. Creemos firmemente en el talento de los científicos españoles”, asegura Ludovic Helfgott, presidente de Astra Zeneca.

Los datosde ventas nos permiten mirar al futuro con optimismo”, afirma el director general de Farmaindustria

El sector se ha visto afectado por el recorte del gasto farmacéutico del último lustro. Pero se empieza a ver la luz al final del túnel. “Tras cuatro años consecutivos de fuertes retrocesos en el volumen de negocio, los ingresos de las compañías farmacéuticas por ventas de medicamentos en oficinas de farmacia aumentaron en 2014 un 0,7%, mientras que en el mercado hospitalario lo hicieron en un 1,2%”, indica Humberto Arnés, director general de la patronal Farmaindustria. El sector emplea directamente a 36.992 personas, de acuerdo con la información del INE (2013), un 0,5% más.

“Estos datos nos insuflan algo de oxígeno y nos permiten mirar al futuro con un moderado optimismo”, destaca Arnés, para quien resulta imprescindible que se dote al sector de un “marco regulatorio y económico estable y predecible”, en referencia a las diferencias normativas de las comunidades autónomas que complican la estrategia de las compañías.

Pese a que el mercado objetivo de las farmacéuticas españolas es principalmente el nacional, los últimos datos de la Secretaría de Estado de Comercio que maneja Farmaindustria arrojan un crecimiento de las exportaciones del 11% en lo que va de siglo (2000 a 2014). El valor de las ventas al extranjero supera los 10.000 millones de euros desde 2011.

Normas